SARTÉN DE MIGAS CON ISABEL ROSA GARCÍA MUÑOZ EN “CASA JACINTO”, EN EL CENTRO DE MADRID

22 09 2016

NUESTRA PAISANA, QUE VIVE EN EL REINO UNIDO DESDE HACE 28 AÑOS, ASISTIÓ A LA TERTULIA “LAS MIGAS”, FIRMÓ EN EL LIBRO DE INVITADOS Y RECIBIÓ UN PERGAMINO CON LA HISTORIA DE FONTANAREJO Y EL SIMBÓLICO PAÑUELO VERDE DE “LAS LUMINARIAS”

 

Compartimos una estupenda sartén de migas, mesa, mantel y tertulia con nuestra paisana Isabel Rosa García Muñoz. Y lo hicimos aprovechando que estaba pasando unos días en Madrid a donde había llegado procedente del Reino Unido, donde reside desde hace 28 años. Isabel asistió a la tertulia “Las Migas”, que impulsa un grupo de fontanarejeños, en una jornada en la que había refrescado en la capital de España y, por lo tanto, el tiempo había “mejorado y acompañaba” a la hora de comer tan suculento y contundente plato con el que, además, aprovechamos para despedir un caluroso y seco verano 2016.

La cita gastronómica, a la que acudió también Miguel Ángel, primo de Isabel Rosa; tuvo como escenario el céntrico restaurante “Casa Jacinto”, ubicado en el Madrid de los Austrias y muy cerca de la Plaza de España. Las migas las tostó nuestra paisana Toni, que las acompañó con abundantes “tropezones” a base de pimientos verdes y rojos-“chorruznos”, panceta-“mesao”, chorizo, morcilla, boquerones, uvas, arrope y leche bien fría para las “migas canas”. Todo riquísimo.

Tras el buen yantar llegó el momento de la charla, de los recuerdos y de las vivencias de nuestra invitada que, entre otras novedades, acaba de ser abuela y disfruta de su nieta Luna, una preciosa niña que conocimos a través de un magnífico reportaje gráfico que nos mostró con las primeras horas de vida de Luna y de los primeros días de disfrute como “abuelita”. ¡Enhorabuena!

Echando la vista atrás, Isabel Rosa recordaba su infancia, adolescencia y parte de su juventud vividas en nuestro pueblo, hasta que se marchó a Villahermosa y después a Madrid, donde vivió 12 años, antes de asentarse en el Reino Unido, donde reside. Recordaba con especial intensidad la escuela de Fontanarejo, con doña Pilar de maestra; las obras de teatro que representaron y en las que participó como “La barca sin pescador”, de  Alejandro Casona; y “Yo soy un sinvergüenza”, de Pedro Muñoz Seca. Esta última llegaron a representarla también con gran éxito, además de en nuestro pueblo, en Navalpino.

En un momento de la animada charla hablamos del actual debate sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el denominado “Brexit”- acrónimo inglés formado por las palabras “Britain” (Gran Bretaña) y “exit” (salida). Isabel Rosa, que vive desde hace casi tres décadas en el Reino Unido, contó algunas vivencias y percepciones durante estos últimos meses tras el sonado referéndum así como diversas anécdotas.

Isabel Rosa firmó en el libro de invitados de la tertulia “Las Migas”, donde escribió un emotivo y agradecido mensaje; recibió un pergamino con la historia de Fontanarejo desde sus orígenes hasta nuestros días, y también el pañuelo verde, simbólico de nuestras entrañables “Luminarias” de romero verde que los fontanarejeños encendemos cada 30 de abril al atardecer.

Y como casi siempre hacemos en estos encuentros, echamos mano de un buen ramillete de fotografías del Fontanarejo del ayer: las fiestas, los toros, las escuelas, los quintos, las eras…y también fotos de paisan@s nuestr@s que ya no están con nosotros. Muchas imágenes retrospectivas que sirvieron para dar cuerda al recuerdo de un ayer muy reciente en nuestro querido pueblo.

Ya casi al final de la tertulia se sentó un rato con nosotros Toni, y recordamos los tiempos en los que vivió en Fontanarejo con su familia, en la calle Empedrada. Nuestra paisana nos acababa de sorprender con un “biscuit de manzana”, un delicioso postre con una espectacular presentación, como puede verse en la foto; lo que corrobora que en “Casa Jacinto” trabajan en los fogones en la salvaguarda de la cocina más tradicional, pero también están volcados en la vanguardia de la repostería más avanzada.

Nos levantamos de la mesa pasadas las 18,30 de la tarde pues Isabel Rosa y su primo Miguel Ángel querían estar puntuales en el Teatro María Guerrero-Centro Dramático Nacional para ver a María José Goyanes en la obra “El cielo que me tienes prometido”, en la que María José borda el papel de Santa Teresa de Jesús.  Isabel Rosa se emocionó en algún momento de la representación viendo en escena a María José con quien compartió años de infancia y de vecindad cuando la conocida artista vivió en Fontanarejo. Corrían los años cincuenta y D. José Goyanes, padre de la actriz, era el médico de nuestro pueblo.

Encuentro completo de gastronomía autóctona, de paisanaje y de “tertulia miguera” en pleno centro de un Madrid ya más fresco y menos sofocante que a primeros de septiembre. Adiós verano, adiós….  bienvenido sea el otoño 2016. Por otro lado, ya lo dice el refrán: ”Otoño entrante, barriga tirante”, sobre todo después de comer una sartén de migas.

J.Muñoz

 
1

2

3

4

5

6

7

8

9





DOBLE ÉXITO DE MARÍA JOSÉ GOYANES: ABRE LA TEMPORADA EN EL CENTRO DRAMÁTICO NACIONAL CON LA OBRA “EL CIELO QUE ME TIENES PROMETIDO”, Y VUELVE A LA TELEVISIÓN

17 09 2016

LA ACTRIZ REPRESENTA EL PAPEL DE TERESA DE JESÚS EN EL TEATRO “MARÍA GUERRERO” DE MADRID, Y HACE DE MARQUESA EN LA SERIE “AMAR ES PARA SIEMPRE”, DE ANTENA 3 TELEVISIÓN

 

María José Goyanes ha irrumpido con fuerza en el panorama teatral en este septiembre de 2016: Por un lado acaba de abrir la temporada en el Centro Dramático Nacional/Teatro María Guerrero de Madrid y por otro vuelve a la pequeña pantalla interviniendo en una telenovela. En el ámbito del teatro interpreta, con gran éxito, el papel de Teresa de Jesús en la obra “El cielo que me tienes prometido’, que estará en cartel hasta el 18 de septiembre en el CDN; y en la pequeña pantalla hace el papel de marquesa en la serie  “Amar es para siempre”, de Antena 3 Televisión.

El pasado día 7 se iniciaba la temporada en el teatro María Guerrero que levantó el telón con  “El cielo que me tienes prometido”, la última obra que escribió y dirigió Ana Diosdado,  fallecida el 5 de octubre de 2015. De esta manera el Centro Dramático Nacional homenajea la figura y la carrera de la reconocida dramaturga, que murió hace casi un año. María José representa en esta obra, como se ha dicho, el papel de Santa Teresa de Jesús, la monja, mística y escritora abulense Teresa Sánchez de Cepeda y Ahumada. En la representación intervienen también las actrices Irene Arcos, que hace el papel de princesa de Éboli; y  Elisa Mouliaá, en el de novicia. Durante la interesante puesta en escena se escucha la voz en off de Emilio Gutiérrez Caba interpretando a San Juan. “El cielo que me tienes prometido” se estrenó el 11 de abril del pasado año en Ávila, con motivo del V centenario del nacimiento a la fundadora de la orden de las Carmelitas Descalzas, y ha recorrido, entre otras ciudades, Valladolid, Pastrana, Albacete, Alcalá de Henares que la acogió en su Corral de Comedias, y Almagro, donde cerró el Festival Internacional de Teatro Clásico de 2015.

Recordar que en 1968, hace ahora 48 años, María José Goyanes se vistió también con hábito de monja para representar una recordada doña Inés en la obra “Don Juan Tenorio”, que grabó para una TVE en blanco y negro con Juan Diego en el papel de Tenorio. Posteriormente, en el año 1973, María José hizo de nuevo de doña Inés en el programa Estudio Uno de TVE con Fernando Guillén en el papel de Don Juan.  Señalar por otro lado, como dato referencial, que María José debutó en el teatro con tan sólo 16 años junto al actor José María Rodero en la obra “El caballero de las espuelas de oro”.

SERIE EN ANTENA 3 TELEVISIÓN

También ha vuelto María José Goyanes a la televisión. En este caso aparece desde hace unos días en la serie “Amar es para siempre”, de Antena 3 Televisión, una telenovela que se emite de lunes a viernes en la sobremesa. En este caso la actriz hace de Ana María, una marquesa que regresa al Madrid de los años sesenta después de pasar una temporada en Estoril, para ver a su hijo Alonso Nuñez de Losada.

VISITAS A FONTANAREJO

Recordar, por otro lado, que María José, junto con su hermana Conchita, fallecida el pasado año (Q.E.P.D.); estuvieron no hace mucho disfrutando de la tradición de las singulares “Luminarias”, que los de Fontanarejo encendemos desde tiempo inmemorial cada 30 de abril al atardecer. Por otro lado, hace 25 años, la actriz estuvo en nuestro pueblo con su hijo, el también actor Javier Collado Goyanes, en el acto de inauguración de la calle Goyanes, dedicada a su familia en Fontanarejo.

También un grupo de fontanarejeños compartimos, tiempo atrás, mesa y tertulia en Madrid con las hermanas Goyanes y el hijo de María José, Javier Collado, con quienes comimos una sartén de migas y recordamos el Fontanarejo de los años cincuenta, cuando D. José Goyanes era el médico de nuestro pueblo.

Justo Muñoz

 

IMG_7027

P1010029-r

P1010011-r

15536011182_f823baa1da

 





LA ASOCIACIÓN “AMIGOS DE LAS LUMINARIAS DE FONTANAREJO” REMEMORA LA VIDA PASTORIL CON UNA EXPOSICIÓN Y UNA TERTULIA

29 08 2016

LA MUESTRA PRESENTÓ VARIOS PANELES EXPLICATIVOS, ASÍ COMO UTENSILIOS USADOS EN LAS MAJADAS; Y TAMBIÉN SE CELEBRÓ UNA TERTULIA CON PASTORES DE NUESTRO PUEBLO

 

El Centro Social Polivalente de nuestro pueblo acogió hace unos días la exposición ‘La cultura y el arte pastoril en los Montes de Toledo’, una muestra promovida por la asociación “Amigos de las Luminarias de Fontanarejo”, dentro del II Encuentro Cultural de Verano 2016.

Los paneles explicativos, que se colgaron en las paredes del citado recinto  municipal, mostraron durante los tres días que estuvo abierta la muestra, una secuencia del oficio de pastor. Además de los cuadros, se colocaron una serie de utensilios pastoriles, aportados por fontanarejeñ@s, tales como el típico capote, los inconfundibles calderos, las tradicionales delantales de cuero, las apreciadas aceiteras, las útiles tijeras de esquiar, las entrañables merenderas de corcho, los sonoros cencerros, los sabrosos saleros etc. El día de la inauguración se llevó a cabo también una interesante tertulia sobre experiencias ganaderas en el mundo del pastoreo en la que intervinieron pastores ya jubilados de Fontanarejo y otros que ejercen esta profesión en la actualidad.

La exposición, organizada en la pasada primavera por la Asociación Cultural Montes de Toledo, estuvo comisariada por Jaime Gallardo Alamillo y en la muestra colaboraron los alumnos del Máster de Patrimonio Histórico de la UCLM. En los paneles se explica desde las tareas que se llevaban a cabo en las majadas, pasando por los chozos donde se dormía y se vivía; hasta los utensilios, herramientas y detalles del trabajo pastoril.

la foto(1)

la foto(2)

la foto(3)

la foto(3)

la foto(4)

la foto

la foto5

la foto6

la foto7

 

 





Carteles de la Semana Cultural del 23 al 30 de julio, que organiza el Ayuntamiento de Fontanarejo

25 07 2016

IMG_0767

BAJA-RESOLUCIÓN--Cartel-2016-40x60-cm





Se ha abierto el plazo para participar en el IX Concurso de fotografía “Román Fernández Martín”

25 07 2016

ganadora del VIII concurso de fotografía

Ganadora del VIII concurso.
Autor: Roberto García

En el parfil de Facebook de la “Asociación Amigos de las Luminarias” se ha convocado el IX Concurso de Fotografía “Román Fernández Martín, que la Asociación convoca todos los años. En esta ocasión el plazo de presentación de fotografías es hasta el 31 de agosto

Enlace a la página de Facebook:

https://www.facebook.com/Asociaci%C3%B3n-Amigos-de-las-Luminarias-de-Fontanarejo-164333017086593/?fref=nf

BASES

IX CONCURSO DE FOTOGRAFÍA “ROMÁN FERNÁNDEZ MARTÍN”

La Asociación “AMIGOS DE LAS LUMINARIAS”, dentro de su programa de actividades culturales, CONVOCA EL IX CONCURSO DE FOTOGRAFÍA “ROMÁN FERNÁNDEZ MARTÍN”, que se regirá por las siguientes BASES

OBJETIVO:

Conseguir imágenes fotográficas que recojan los diferentes aspectos de las fiestas de “LAS LUMINARIAS” de Fontanarejo.

REQUISITOS DEL CONCURSO

1.- El tema será “LAS LUMINARIAS. Las fotografías podrán presentarse en blanco y negro o color y digitalizadas en formato JPG.
2.- Cada participante podrá presentar TRES fotografías como máximo, valorándose de manera independiente cada una, no como colección.
3.- Cada fotografía debe estar identificada con el título de la misma.
4.- Las fotografías se enviarán a la siguiente dirección de correo electrónico: amigosdelasluminarias@gmail.com especificando en el mismo los datos del autor: nombre, apellidos, dirección de correo ordinario o electrónico y teléfono.
5.- La participación en el concurso supone el conocimiento y aceptación de las bases del mismo.
6.- Se concederán dos premios:

Premio a la considerada mejor fotografía artística.
Premio a la fotografía CALENDARIO 2017 (con ella se editará el calendario de la Asociación para el 2017).

PRESENTACIÓN DE FOTOGRAFÍAS:
El plazo de presentación de las obras finalizará el próximo día 31 de agosto a las 24 horas, no admitiendo ninguna fotografía fuera de este plazo para dicho concurso.
Un jurado calificará las obras presentadas, siendo su decisión irrevocable.
Los autores de las dos fotografías seleccionadas recibirán un obsequio de la Asociación en el acto de entrega de los ROMEROS CENCÍOS 2017





MIGAS DE ERA, TRILLA Y GALBANA EN MADRID CON UN CALOR SOFOCANTE, SIMILAR AL QUE HACÍA ANTAÑO EN LAS ERAS DE FONTANAREJO

20 07 2016

JOSÉ CASTILLO FERRERA, ASISTE COMO INVITADO A LA TERTULIA “MIGUERA, FIRMÓ EN EL LIBRO DE HONOR Y RECIBIÓ UN PERGAMINO Y EL PAÑUELO VERDE SÍMBOLO DE “LAS LUMINARIAS”

 

La climatología se sumó al guión y ese día hizo un calor sofocante en Madrid. Tan alta temperatura incluso vino bien para rememorar las migas de trilla que, en pleno verano y con calores similares, se comían antaño para almorzar en las eras de Fontanarejo. Al encuentro gastronómico y a la posterior “tertulia  miguera” asistió nuestro paisano José Castillo Ferrera, con quien hablamos de vivencias, recuerdos y experiencias tanto en nuestro pueblo, donde también fue “trillaor”, como en Mallorca y Madrid, los lugares donde posteriormente trabajó hasta su jubilación .

Nos “apretamos” unas riquísimas migas de era, trilla y galbana (“garbana” decíamos en Fontanarejo),  que nos preparó Carlos en su mesón, “El Rincón de Sancho”, en el centro de Madrid muy cerca de la Plaza de España. Unas riquísimas migas salpicadas con abundantes “tropezones”…. Pimientos “chorruznos” y verdes, boquerones, bacalao, chorizo, panceta , uvas, arrope y leche final para las migas “canas”.

Todos los que nos sentamos a la mesa fuimos en su día “trillaores” en las eras de Fontanarejo y buena parte de la tertulia sirvió para recordar aquellos interminables días que pasábamos encima de la trilla o ayudando en otras tareas de la era como volver la parva, amontonar, emparvar o limpiar.

José Castillo refirió numerosas anécdotas vividas a pie de parva y también en las besanas de nuestro pueblo arando con la yunta. Con 18 años se marchó a Palma de Mallorca, donde trabajó durante 7 años, y finalmente vino a Madrid donde ahora vive. A lo largo de este dilatado tiempo y hasta su jubilación, nuestro paisano ha vivido numerosas experiencias laborales que van desde un breve periodo en la construcción nada más emigrar a Mallorca, pasando por la cocina de hostelería, hasta repartir butano. Posteriormente, y ya en Madrid, trabajó en una empresa de artes gráficas, regentó un bar, fue empleado en una fundición y finalmente estuvo 22 años como celador hospitalario.

También dedicamos un tiempo de la sobremesa para ver fotos retrospectivas de las tareas de verano en Fontanarejo que se iniciaban con la siega y concluían encerrando la paja. Vimos también imágenes de las Fiestas de Agosto de antaño con la entrañable verbena, los toros en la plaza de carros etc. y también fotos de los días en los que tocaba ir a bañarse en el charco de la Olla, de la Losa o en Guadiana, y que suponían unas jornadas de gran disfrute y asueto después del duro estío.

Al final de la interesante conversación, en la que José Castillo tuvo un recuerdo especial  para los maestros D. Miguel y D. Antonio por lo que le habían enseñado, nuestro paisano firmó en el libro de honor de la “Tertulia las Migas”, recibió un pergamino con la historia de Fontanarejo y el pañuelo verde , distintivo de las singulares “Luminarias”.

Finalizamos el encuentro “miguero” pasadas las seis de la tarde, comentando que era “la hora del gazpacho”, pues sobre esa hora llegaba el momento de hacer una parada en la era para comer un refrescante gazpacho que se tomaba a diario, como ocurría con las migas para almorzar o el cocido para comer al medio día. Sin duda una gastronomía tan modesta como potente.

Hartos de migas, fuimos dando un paseo por la Gran Vía para “bajar” un poco los “tropezones” en plena digestión…y aquí surgió la anécdota pues nos abordaron, en al menos dos ocasiones, ofreciéndonos folletos de recintos culinarios… ¡para que entráramos a cenar!. Desconocían, sin duda, cómo llevábamos la andorga. Pasamos después por Callao y terminamos en la céntrica Puerta del Sol con un calor y un bochorno que sirvió, ya en la despedida, para dar de nuevo cuerda al recuerdo de un tiempo pasado cuando fuimos todos “trillaores” en las eras de nuestro pueblo. ¡Qué galbana!.

Justo Muñoz

DSC00185-S//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

la foto//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

la foto(1)//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSC00154//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSC00156 - copia//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSC00161//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSC09225//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSC09233//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSC09243//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

la foto (5)//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

la foto (1)//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSC09412//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSC09415//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

zoilo 018//embedr.flickr.com/assets/client-code.js





INTENSA RUTA POR LA DEHESA BOYAL DE FONTANAREJO PARA REMEMORAR DESDE LOS ANCESTRALES “JOTRILES”, ADOBERAS, “POSTUEROS”, CHOZOS Y CARBONERAS HASTA LOS ANTIGUOS JUEGOS DE LA “BURRIA” Y EL “TRINQUETE”

23 06 2016

NUESTRO PAISANO ÁNGEL ALCAIDE ESPINOSA NOS GUIÓ POR UN MITICO PARAJE QUE ALBERGA  INTERESANTES  RINCONES, INCOMPARABLES PAISAJES, DURAS VIVENCIAS AGROPECUARIAS Y EMOTIVOS RECUERDOS

Justo Muñoz

La Dehesa boyal de Fontanarejo, además de albergar un singular paraje natural y paisajístico, guarda un gran patrimonio etnográfico local que tiene que ver con las viejas tareas agropecuarias, con antiguas costumbres que van desde los míticos chozos y carboneras hasta los ancestrales juegos del “Trinquete” y la “Burria”.

Para conocer de cerca tanta riqueza medioambiental y costumbrista hicimos a mediados del pasado mes de mayo una interesante ruta por la zona norte de la dehesa acompañados y guiados por nuestro paisano Ángel Alcaide Espinosa. Una caminata que completaba el paseo que realizamos hace ahora dos años por la parte sur-oeste.

Ángel ha sido, entre otras muchas cosas, vaquero y cabrero durante más de 40 años en tan apreciado recinto por lo que, sin duda, atesora una gran experiencia que, además, trasmite con precisión, emoción y con una lucidez envidiable a sus 77 años que cumplió hace poco. Nuestro particular guía, que recibió el pasado 30 de abril el galardón “Romero Cencío” por haber sido uno de los últimos cuidadores de los atajos comunales de nuestro pueblo, (el cabrero, concretamente), nos dio una gran lección de sabiduría ganadera y ruralista durante las más de cuatro horas que duró el recorrido. Ello nos permitió por un lado disfrutar de interesantes rincones e incomparables paisajes; y por otro escuchar o recordar acontecimientos e historias que, en algunos casos, impresionan pues tienen que ver con “noches de lobos” o con penurias y calamidades.

Entre los lugares que “pateamos”  cabe citar la “Cañá del Espirotal” Peña Gorda, la “Cañá Quemá”, la Hoya Honda, el Cerrillo Alto, el Soto, la Erilla de Guadiana, el Cerrillo de Cantos Blancos, “la Rinconá”, el Charco de los Muertos, el Chozo de las Tapias, el Barranco Mortecino, el Cerrillo de las Iniestas, la Peña de la Loma, la “Cañá Primera” etc. etc. En esta última pudimos ver las adoberas o zonas donde habitualmente se hacían los adobes con la tierra que se cavaba y a la que posteriormente se echaba paja y se pisaba con agua para lograr el barro antes de ponerlo en el molde de madera. También vimos el brocal del pozo y la antigua pila de granito que, en su día, estuvieron ubicados enfrente de la Fuente Vieja y supusieron, años atrás, una gran infraestructura para dar de beber al ganado.

Y hablando de agua, en alguno de los lugares del recorrido, como es el caso del Cerrillo Alto o de Peña Gorda, pudimos ver los cristalinos aljibes, metidos a veces entre las peñas, que tenían agua durante los meses más lluviosos y en los que los ganaderos llenaban de sus cantimploras, cubas o zaques.

LOS JOTRILES

En otro de estos rincones, como es el caso del Chozo de las Tapias, nos explicó Ángel en qué consistían los denominados “jotriles”, que eran un pequeño y singular chozo que se levantaba para resguardar de los lobos a los becerros recién paridos mientras las madres estaban uncidas al arado. Estos peculiares recintos “blindados” se construían aprovechando varios chaparros que formaban un círculo y que se cubría con espirotes, zarzas y espinos. Una habilidosa protección con medios naturales para los “chotillos” en ausencia de sus madres. Oímos también, en boca de tan experimentado guía, peculiares nombres de animales como los toros “Macareno” y “Jabalín”, el perro “Quimeras”,  las vacas “Carcelera”, “Jabonera” y “Cigarrera”, la “oveja Coronela” etc. que, por lo que refirió, dejaron una recordada huella animalista entre chaparros.

En un largo recorrido marcado por los cerrillos, los “postueros”, las cañadas, las trochas, los recodos, la flora, los “sesteros”, la fauna, las “querencias” del ganado, los charcos, los arroyos etc. etc. Ángel Alcaide dedicó un momento para hablar de los antiguos juegos con los que pasaban el rato los vaqueros y pastores que llevaban su ganado a la Dehesa. Se refirió a la denominada “Burria” y al “Trinquete”. Este último se practicaba lanzando con el impulso del pié las tradicionales “porras” que portaban los vaqueros, hechas con chaparros u otros arbusto. El jugador que perdía en el lanzamiento recibía los denominados “mantazos”  que eran muy celebrados por los ganadores y espectadores de tan ancestral juego.

En el caso de la denominada “Burria” era, según explicó nuestro guía,  un peculiar y juego muy similar al “golf”, pues se jugaba con las  citadas “porras” y consistía en golpear una pequeña bolita, que se hacía con corcha previamente cocida muy estezada, y lanzarla lo más cerca posible de un hoyo lejano o meter la artesana bola de corcho en el gua.

También nos refirió Ángel los juegos más infantiles en los que los “vaquerillos”  se entretenían jugando en plena dehesa boyal con singulares “toros” y “vacas” elaborados con horquillas de jara y con trozos de corcha. Todo un mundo de imaginación y disfrute en tan tierna infancia.

En otro momento nos encontramos en el recorrido con viejas “horneras” o carboneras, testigos de un tiempo en los que se elaboraba en la dehesa de Fontanarejo desde el tradicional “piconcillo” hasta el carbón. Este último combustible fue muy apreciado y demandado, siglos atrás, desde la ciudad de Toledo, en un período histórico en el que se llegó a implantar un impuesto, denominado “humazgo”,  que se pagaba por el “carboneo” de las dehesas boyales en los Montes de Toledo.

Un recorrido muy interesante y didáctico que, por otro lado, sirvió para disfrutar de un paisaje y de una vegetación exultante por las lluvias caídas en el primer tramo del mes de mayo, que fue el momento de nuestro recorrido como puede apreciarse en las fotos. Un paseo salpicado a veces por los charcos,  por las gamonitas, los “espirotes”, los jarales, las “uvas de la zorra”, los tomillares, las «campanitas de cañada», las margaritas, el almaraduz, los juncos, las chaparras etc… Vimos un mesto ( árbol mestizo, producto del alcornoque y la encina, parecido al primero en la corteza y a la segunda en el aspecto), que crece cerca de la “Cañá Primera”. Y terminamos comiéndonos una sartén de migas en el Aguilero con posterior tertulia. Una jornada completa y repleta de paisaje, de paisaje y también de aprendizaje.

P1080712 P1080711

P1080704 P1080669(1)

P1080664 P1080621

P1080552 P1080496

P1080477

P1080633 P1080590

P1080515//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

P1080534//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Dehesa2//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Dehesa 1//embedr.flickr.com/assets/client-code.js








A %d blogueros les gusta esto: