“CARROLA” EN LA DEHESA BOYAL CON FÉLIX FERNÁNDEZ MUÑOZ Y SU FAMILIA

6 06 2015

 Álbum del encuentro, todas las fotos: https://flic.kr/s/aHskcRHBKr

Los invitados firmaron en el libro de honor y recibieron el pañuelo verde y el sombrero de la asociación “Amigos de las Luminarias”

Nuestro paisano Félix Fernández Muñoz, acompañado por su esposa , Pilar Campos Ortega; y por otros miembros de su familia más directa como sus hijos, nieto, yerno etc., fueron los invitados de honor a «La Carrola» que celebramos hace unos días en la dehesa boyal de nuestro pueblo y en la que, entre otras cosas, nos comimos una exquisita caldereta, acompañada del típico “revientalobos”. El escenario del encuentro fue la “Cañá la Laguna” y el cocinero de tan típicos platos fue, como cada año, Ceferino Muñoz, que bordó los guisos, condimentos y aderezos correspondientes. En agradecimiento por su buen hacer culinario más autóctono, Ceferio recibió una foto dedicada en al que se le ve guisando una caldereta. A los postres degustamos unos riquísimos dulces entre ellos una buenísima tarta, elaborada por Adela Arias, que llevaba inscrito en dulce el número doce, que son los 12 años ininterrumpidos que se lleva celebrando este encuentro gastronómico a finales de cada mes de mayo.

Ya en la sobremesa disfrutamos de una interesante tertulia en la que Felix Fernández hizo un recorrido por su vida y también resumió muy bien su larga trayectoria profesional hasta su reciente jubilación. Inició sus recuerdos con su niñez y adolescencia en Fontanrarejo, siguiendo por su estancia en el colegio Salesianos de Ciudad Real, los primeros pasos profesionales, la creación de su empresa dedicada, fundamentalmente, al mundo de las máquinas de escribir, las fotocopiadoras y, posteriormente al mundo de la informática. No faltaron los recuerdos al entrañable “cine Rialto” que impulsó su familia en nuestro pueblo en los años cincuenta y que se ubicaba en un local de la Plaza Chica. Tiempos aquéllos de pantalla grande en blanco y negro, de carteleras, de gramolas y, sobre todo, de un Fontanarejo en el que funcionaban, además del cine, dos hornos, dos fraguas, un lavadero público, dos molinos harineros etc. etc. También hubo recuerdos a las dos escuelas unitarias, una para los niños y otra para las niñas, en las que se impartía clase en nuestro pueblo y en las que ejerció como recordado maestro durante 14 años D. Antonio Pascual Colás, que asistió también al encuentro.

Tras un brindis que concluyó con un !Viva Fontanarejo!, !Vivan Las Luminarias!; Felix y sus familiares firmaron en el libro de honor de la tertulia “La Carrola” y recibieron un sombrero y un pañuelo verde significativos de nuestra fiesta más costumbrista que son el encendido de las lumbres de romero verde cada 30 de abril al atardecer. Aprovechamos también felicitar a una de sus hijas que, casualmente, cumplía los años ese día y con la que también brindamos deseándola muchas felicidades.

Ya casi al atardecer, y como viene siendo costumbre cada año, miembros de la tertulia “La Carrola” y los invitados que decidieron sumarse al grupo giraron una interesante ruta por los parajes, cañadas, cerrillos, trochas, veredas y rincones como las “cañás”, el Chozo de las Tapias, el Cerrillo Alto, el arroyo de la Canaleja, El “Collao Obscuro” . Nos hicimos una foto todos juntos en la llamada “Peña de los pobretones” que tiene una larga y curiosa historia en tiempos pretéritos.

La jornada festiva terminó, ya bien entrada la noche, con una degustación de chuletas, que estaban exquisitas, y con una prolongación de la tertulia y de los recuerdos con los invitados.

Con estos encuentros culinario-festivos, se trata de impulsar jornadas en las que se comparta mesa y tertulia y que sirvan por un lado para el disfrute de la gastronomía más autóctona y por otro para fomentar la cultura del diálogo, el debate, la charla y la amistad con invitados que, en algunas ocasiones, estuvieron en nuestro pueblo por circunstancias profesionales, laborales o personales; y en otras se trata de paisanos ausentes o que viven en el pueblo.

Por la tertulia «La Carrola» han pasado durante estos últimos años, entre otros invitados, el historiador e investigador José Ignacio Tellechea Idígoras, autor de numerosos libros y amigo personal del Papa Juan XXIII; Ernesto de Nova Sánchez, jefe de Urología del Hospital General de Elche y médico en Fontanarejo en los años setenta; Carlos Corella Anaya, alcalde de Fontanarejo desde el año 1991 hasta 1995, Tomás Villar, actual Vicario General de la Diócesis de Ciudad Real y sacerdote en Fontanarejo en los años setenta; Jesús Sánchez Valiente, que fuera cura en Fontanarejo entre los años 1967-1971 y actual profesor en Sevilla; Antonio Sánchez Cencerrado, que ejerció como maestro en nuestro pueblo entre los años 1964 a 1968; Ángel de la Cuesta Gómez, hijo de doña Pilar Gómez Quinzaños que fue maestra en Fontanarejo desde 1946 a 1966, José María García Muñoz, exsacerdote que fue cura párroco en nuestro pueblo en los años sesenta; el abogado Miguel Muga Madrid y su esposa que asistieron el pasado año; y Félix Fernández Muñoz y su familia que nos han acompañado este año en este ya tradicional encuentro en el que la gastronomía más autóctona y el paisanaje marcan la hoja de ruta de la jornada.

J. Muñoz
P1020276-r

P1020279-r

P1020293-r

P1020303-r

P1020310-r

P1020311-r

P1020314-r

P1020326-r

P1020334-r

P1020337-r

P1020339-r

P1020351-r

P1020363-r

P1020367-r

la foto(1)

P1020374-r

P1020383-r

P1020393-r

P1020397-r

P1020416-r

P1020421-r

la foto

P1020478-r

P1020481-ro

P1020483-ro

P1020496-r

P1020510-r





BALDOMERO ARIAS MUÑOZ ASISTE A LA TERTULIA “LAS MIGAS” QUE REÚNE A FONTANAREJEÑOS EN MADRID

27 05 2015

NUESTRO PAISANO FIRMÓ EN EL LIBRO DE INVITADOS Y RECIBIÓ UN PERGAMINO Y EL PAÑUELO VERDE SIMBÓLICO DE “LAS LUMINARIAS”

Unas suculentas migas, con sus correspondientes y abundantes “tropezones”, volvieron a ser el referente gastronómico en torno al cual se reunieron en Madrid, el pasado martes día 26 de mayo, un grupo de fontanarejeños para comer un plato tan típico de nuestro pueblo, y también para charlar un rato en una jornada donde el paisanaje y los recuerdos centraron la sobremesa. Asistió como invitado a la tertulia “Las Migas” nuestro paisano Baldomero Arias Muñoz y, además de los habituales contertulios que impulsan estos encuentros, se unieron a la cita otros dos fontanarejeños: Quintín y Amado. La comida y animada conversación tuvo como escenario “El Rincón de Sancho”, un restaurante ubicado en pleno centro de Madrid, junto a la Plaza de España, que llevan nuestros también paisanos Carlos y Juanma, hijos de Celia y de Cele.

Nos comimos unas riquísimas migas que “tostó” Carlos con gran pericia. Entre los tropezones destacaron los pimientos verdes, los boquerones, la panceta, el chorizo, el bacalao, el arrope y la leche (migas “canas”), estas últimas ya al final del ágape. Todo muy bueno.

Con Baldomero Arias Muñoz, hablamos fundamentalmente de sus vivencias infantiles y juveniles en Fontanarejo, de su inicial trabajo en tareas rurales, de su aprendizaje para tocar el laúd en las clases que impartía D.Jesús Sánchez Valiente, que fue cura párroco del pueblo entre los años 1967 y 1971. Tiempos, ya pretéritos, de cántico del mayo, de rondas de quintos, de pedir el aguinaldo por Navidad/Año Nuevo etc. Y también nos habló Baldomero de su posterior actividad laboral como trabajador de la Compañía Telefónica y de sus estudios, primero en el pueblo, después en los Hermanos Gárate de Ciudad Real y finalmente en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), donde cursó la carrera de Sicología.

En estos momentos, Baldomero perfecciona el manejo del laúd y también está aprendiendo a tocar guitarra flamenca, un instrumento en el que progresa poco a poco, según explicó.

En la interesante tertulia también salieron a relucir muchos recuerdos del Fontanarejo del ayer: la tarja con la que se adquiría el pan de los hornos, la fatigosa trilla, la entrañable “viajera”, los duros tiempos en los que se rozaba con el calabuezo, se arrancaban cepas con el azadón o se hacía “ piconcillo”, los potros que había en nuestro pueblo para sujetar a las vacas y a las caballerías a la hora de herrarlas o curarlas etc. etc. Una larga y feliz sobremesa que terminó con la firma de Baldomero en el libro de invitados de la “Tertulia “Las Migas”. Posteriormente le entregamos un pergamino que recoge la historia de nuestro pueblo y un pañuelo verde, simbólico de nuestras entrañables “Luminarias” de romero que los fontanarejeños encendemos cada 30 de abril. Acabamos el encuentro haciéndonos una foto de grupo junto al gran cuadro que preside el restaurante ”El Rincón de Sancho” y que representa el encendido de nuestras tradicionales lumbres de romero verde, una planta que además luce, florida ya, en sendas macetas que hay colocadas a la entrada del recinto gastronómico con aires, color y sabor a Fontanarejo.

J. Muñoz

P1020124-r

P1020160-r

P1020143-r

P1020136-r

P1020151-r

P1020173-r

P1020172-r

la foto (2)

P1020178-r

P1020198-r

P1020191-r





UN POLLINO PARA PRESERVAR Y REMEMORAR LAS TAREAS RURALES EN FONTANAREJO

20 05 2015

EL BUCHE QUE NACIÓ HACE OCHO MESES EN NUESTRO PUEBLO PASARÁ, TRAS EL DESTETE, A UNA FASE PROGRESIVA DE DOMA Y ADAPTACIÓN

El buche que parió hace unos meses la burra de Gregorio García Domínguez se quedará en Fontanarejo. Nuestro paisano ha decidido no desprenderse del precioso pollino y, tras el destete que está a punto de comenzar, pasará a una fase lenta y progresiva de adaptación y doma para preservar y rememorar algunos de los trajines rurales de antaño, como puede ser el arar en yunta. El borrriquillo, que atiende al nombre de Platero, es muy cariñoso y sociable. Gregorio, que cuida al animal con mucho esmero, lo achaca al hecho de que muchas personas han acariciado y rascado al buche desde casi recién nacido, “y eso hace que no extrañe a nadie e incluso ahora se acerque a las personas para que le rasquen en las “cruces” o le acaricien”, comenta Gregorio mientras sigue explicando que el animalillo es muy manso y dócil, “de ahí, en parte, mi decisión de quedarme definitivamente con él”. Una de las características que definen a estos animales es que son muy leales con sus cuidadores.

Echando la vista atrás, recordar que los burros, junto a los mulos y caballos, eran animales imprescindibles para llevar a cabo muchas de las tareas del campo en nuestro pueblo. Vayan aquí algunas de esas faenas: trillar, sacar a “cargaero”, traer leña, llevar el hato, acarrear el “verde”, ir a la huerta, sacar basura, ir de caza, arar, cargar sacos de aceitunas, transportar el romero para encender las singulares “Luminarias” , ir a castrar las colmenas, traer “verdiones”, transportar la leche desde las majadas, etc. etc.

Reseñar, por otro lado, que entre los aspectos más lúdicos y festivos, los asnos eran los protagonistas de las entrañables carreras de burros que se celebraban en las Fiestas de agosto de Fontanarejo y eran también un entrañable medio de transporte para ir a bañarse al charco de la Hoya o de la Losa.

La hoja de ruta que maneja Gregorio García, el dueño del buche y un hombre muy experto en los menesteres de la doma, es más o menos la siguiente: “ Lo primero que haremos es proceder al destete del pollino a finales de mayo cuando ya haya cumplido los ocho meses (el buche nació el 20 de septiembre del pasado año). A continuación, muy poco a poco, le iré colocando la cabezada y peso ligero sobre el lomo como puede ser un capote, una albarda, un serón vacío, pequeños “lazos” de leña etc. para que vaya adaptándose y aceptándolo. Y, después, cuando tenga cumplidos los dos años y medio, ya se podrá subir en él sin ningún problema ni peligro alguno ni para el buche ni para el jinete”, señala este fontanarejeño que ha sido un experto gañán con yunta de mulas, yeguas y burros. “Yo habré domado a lo largo de mi vida, y para poder trabajar en el campo, unas siete u ocho yuntas de mulas y de yeguas. Todas con muy buenos resultados de docilidad y adaptación pues en muchos casos han sido animales buenísimos con los que no tuve ningún problema tanto para uncirlas a la “toza” como para el arado”

Gregorio precisa que “la etapa ideal para proceder a uncir a un burro es cuando ha cumplido los dos años o dos años y medio, según sea el animal, que es cuando ya tienen suficiente potencia para el tiro. Siempre hay que hacerlo con otro animal más curtido y hecho a la faena. Años atrás, cuando había que domar a un burro, mula, yegua etc primero se les uncía con otro animal experimentado a la trilla y, después, se les llevaba al yugo para poder arar. En esto de la doma más vale maña que fuerza, y mi experiencia me dice que hay que llevar a cabo esta tarea con mucha paciencia, maestría y sabiendo manejar al animal en cada caso”, detalla este fontanarejeño que es un gran entendido en estas tareas de la doma .

En el caso del pollino que nos ocupa, será su propia madre, una burra de raza zamorana con la que Gregorio ara de vez en cuando su huerta uncida a una yegua, quien sirva de guía, referencia y sujeción para poder ir adaptando al asno a las tareas rurales.

Como ya se explicó en su día en este mismo blog, la cabaña ganadera de Fontanarejo en el año 1.752 fijaba en 50 los ejemplares de asnos, entre hembras y machos que había en el pueblo. Por otro lado, y ya más recientemente, en el año 1.970 en nuestro pueblo había 170 cabezas de ganado bovino, 3.000 cabezas de caprino y 154 ejemplares de caballar.

En España, la cabaña ganadera de hace 40 años cifraba en más de un millón los burros que había y actualmente no llegan a 60.000, según algunas estadísticas.
J. Muñoz

P1010937-r

P1010934-r

P1010930-r

P1010929-r

P1010930-r(1)

P1010906-r

P1010894-r

P1010867-r

P1010860-r

P1010830.JPG-r

P1010829.JPG-r

P1010825.JPG-r

P1010819.JPG-r

P1010814.JPG-r

P1010811.JPG-r

P1010774-r

____________________________________________________________

la foto-28-rr

la foto-14-rr

FOTOS DEL BUCHE EL DíA QUE NACIÓ
Álbum en Flickr:

https://www.flickr.com/photos/9920152@N07/sets/72157650824714423





Fotos de la comida de despedida y clausura de la Asociación para la Concentración Parcelaria de Fontanarejo (AFA)

4 05 2015

El sábado 2 de mayo se celebró la comida de despedida y clausura de la Asociación para la concentración Parcelaria de Fontanarejo.
Se degustaron aperitivos variados, caldereta, tarta y helado
A los postres intervino el presidente de la asociación, Isidro Arcos, que hizo un resumen de la evolución de la asociación AFA desde el año 1999 en que le surgió la idea.
También intervinieron brevemente, como miembros de la última directiva Augusto Arcos e Isabel García .

Algunas fotos de la comida de clausura de la asociación para la concentración parcelaria.





LA ASOCIACIÓN “AMIGOS DE LAS LUMINARIAS” ENTREGA SU X GALARDÓN “ROMERO CENCÍO” A BERNARDO GIMÉNEZ LÓPEZ Y A LA ASOCIACIÓN PARA LA CONCENTRACIÓN PARCELARIA DE FONTANAREJO.

3 05 2015

cartel2015

DSCN4719

DSCN4718

294e0209c64b654f5c761063faca536e

DSCN4723

DSCN4730

DSCN4731

DSCN4703

DSCN4738

DSCN4741

IMG_0547

DSCN4742

IMG_0550

4b7ee4a8e434f902de5f8f38aff1a49e

294e0209c64b654f5c761063faca536e

70df5de43c6c9cd997370cf15b3cd8c4

En la mismo acto se distinguió a los nacidos en 1949, al ganador del VII concurso de fotografía “Román Fernández Martín” y a las autoras del documental “Luminarias: Romero y fuego”

La asociación “Amigos de las Luminarias” ha hecho entrega de sus X galardones “Romero Cencío” este pasado sábado, 2 de mayo, en el centro social polivalente de Fontanarejo.

El acto ha sido conducido y presentado de forma entretenida y variada por Eloísa Arias Arias y Rubén Fernández Martín.

Comenzó el evento con el canto de un Mayo compuesto por los niños del colegio con la colaboración de sus profesores, sobre la tradición de “Las Luminarias”.

A continuación se entregó un pañuelo y diploma a los nacidos en Fontanarejo a lo largo de 1949. Para muchos de ellos, que emigraron hace años, supuso un emotivo encuentro con sus compañeros de juego y escuela.

Después se hizo entrega del VII premio de fotografía “Román Fernández Martín” a José Luis Bermejo Monge, con cuya imagen la “Asociación Amigos de las Luminarias” ha editado el calendario de bolsillo del año 2015, que tradicionalmente se entrega a los vecinos del pueblo.

Posteriormente se proyectó el documental “Luminarias: Romero y Fuego” cuyas autoras Mª Elena Ortiz Galisteo y Laura Martín Sánchez lo han presentado como trabajo de Fin de Grado en la Universidad Carlos III de Madrid.

El acto finalizó con la entrega de la X edición de los galardones “Romero Cencío”.

Han sido galardonados Bernardo Giménez López, tercera generación de carpinteros en el pueblo y la Asociación para la Concentración Parcelaria de Fontanarejo y el Alcornocal (AFA),

Han recibido como recuerdo y reconocimiento a su labor una cerámica plasmada con una foto en la que se ve el pueblo inundado de humo, estampa que se repite todos los años al poco de iniciarse nuestras queridas luminarias, la instantánea está tomada desde el conocido paraje de las tres escalerillas.

La presentación de la biografía de Bernardo ha sido llevada a cabo de forma muy emotiva por Eva García Muñoz quién ha puesto énfasis en la trayectoria de Bernardo como profesional de la carpintería, que heredó de su abuelo Leocadio y su padre Máximo, habiendo conseguido transformar la antigua carpintería, sin perder el valor artesanal de este oficio, en una industria moderna.

Hay que valorar el que haya sabido transmitir el cariño por el oficio a su hijo José Bernardo que actualmente regenta la carpintería desde la jubilación de su padre.

Los méritos de la Asociación para la Concentración Parcelaria han sido expuestos por Tomás Martín Muñoz, el cual lo ha hecho por medio de una presentación audiovisual, muy original y atractiva. Ha resumido y valorado la evolución de la asociación desde su concepción como idea en 1999 hasta ahora, apreciando el esfuerzo de los socios y sobre todo de las distintas directivas, que han ido pasando.

Ambas presentaciones han emocionado a los galardonados, a sus familiares, amigos y a todo el público en general.

Hacer constar que el publico llenó el salón y que los aplausos y el interés de los asistentes fue constante.

J.R.N





Foto de Las Luminarias de 2015 en 20 minutos (mejores fotos de la semana)

2 05 2015

Visto en:

20minutos.es

878c875defa9965f4899310e2b339da0

Pica ida en la foto





Fontanarejo se oculta bajo el misterioso e intenso humo de Las Luminarias

1 05 2015

Leído en:

http://www.lanzadigital.com/news/show/sociedad/fontanarejo-se-oculta-bajo-el-misterioso-e-intenso-humo-de-las-luminarias/80037

ANÍBAL B.C./ FONTANAREJO

Cuando cada treinta de abril cae la tarde en el pequeño pueblo de Fontanarejo, sus casas, sus calles y sus gentes se ocultan bajo el misterioso e intenso humo que provoca la quema colectiva de romero, una gesta convertida en rito, que se conoce con el nombre de Luminarias.

Tan extraño como sorprendente resulta, para quienes no conocen esta tradición, ver quemar ingentes haces de este arbusto aromático a las puertas de las casas de los vecinos, cuando el sol decide abandonar el día.

Es entonces cuando las gentes de Fontanarejo deciden prender el romero para que arda todo a la vez, formando una gran nube de humo que lo envuelve todo, purificando las almas y las casas de un pueblo que  recuerda cómo en la edad media este municipio luchó contra la gran epidemia de peste que asoló la península ibérica.

Las Luminarias, desde entonces, han perdurando en el tiempo, lo que ha llevado a levantar el interés no solo de antropólogos, sino, de cientos de personas que cada año acuden a este municipio atraídos por una costumbre ancestral que resulta de lo más interesante desde el punto de vista cultural y turístico.

(Más información en la edición impresa de Lanza, mañana sábado)








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 195 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: