EL DIARIO LANZA DE CIUDAD REAL SE HACE ECO DE LA ANTIGUA CAMPANA DEL TIN-TI-RULAO”

30 01 2016

El periódico LANZA publicó el pasado lunes día 25 un artículo, escrito por nuestro paisano Justo Muñoz, titulado “El potente eco de la campana del tin-ti-rulao en Fontanarejo”. Reproducimos el citado artículo así como la página de LANZA.

 

En muchos pueblos, sobre todo en los más cerealistas y ganaderos, había vecinos que, tiempo atrás, se congregaban ante la presencia de amenazantes nubarrones con el fin de realizar un conjuro o bien tocar las campanas con un tañido que, en algunos lugares, se denominaba “tente nublo”. Hay algunos municipios, como Cozuelos de Ojeda en Palencia o Poza de la Sal en Burgos, que han conservado los restos de los denominados conjuraderos como muestra de un singular patrimonio y de un peculiar testimonio del ayer. Se trataba casi siempre de arcos, torres o pórticos abiertos a los cuatro vientos dentro de los cascos urbanos, y a veces, cercanos o junto a la iglesia.
En mi pueblo, Fontanarejo, cuentan los más viejos del lugar que antaño también se tocaba una campana, que estuvo ubicada en la torre de la iglesia, con la expectativa de “despejar” el cielo cuando se tapaba cargado y amenazador. Aseguran, y algunos con cierta emoción, quienes escucharon aquellos peculiares tañidos bajo una bóveda celeste con pinta de estar cargada de pedrisco, que el sacristán hacía “hablar” la sonora campana repicando un inconfundible toque, que se escuchaba desde muy lejos, y que los vecinos traducían en un esperanzador… «tin-ti-ru-lao, que se vaya la nube por otro “lao”». Un potente eco que ha llegado hasta nuestros días merced a una transmisión oral puntualmente narrada por nuestros antepasados, muchas veces al rescoldo de la lumbre, cuando nos hablaban de la recordada y desaparecida campana del “tin-ti-rulao”, de la que contaban y no acababan refiriéndose a momentos pasados en los que los fontanarejeños acudieron a tan singular “cobijo sonoro” ante una inquietante intemperie.
Y es que las campanas, a lo largo del tiempo, han sido un gran medio de comunicación para los feligreses y para la población en general. Su repique, su volteo o su doblar avisaban desde los rezos o actos litúrgicos para los parroquianos, hasta la alerta por algún peligro y, también antaño, para hacer llegar mensajes diversos al vecindario, como el inicio o el final de algunas tareas agrícolas. En algunos municipios pequeños de la Ribera del Duero, como Fuentenebro, el toque de un peculiar «campanillo», que aún conservan como recuerdo de un patrimonio ya en desuso, fijaba la hora de salir al tajo durante la época de vendimia. Y, según cuentan, se respetaba a rajatabla tan peculiar «tañido laboral».
He contado en más de una ocasión que asistí hace unos años a un encuentro de antiguos campaneros, un peculiar oficio que tuvo mucho eco en tiempos pretéritos. Y me chocó mucho no solo la gran destreza con la que las hacían sonar, sino el gran listado de toques, repiques y volteos que manejaban con gran sabiduría. Desde los sonidos más clásicos y religiosos cómo ánimas, clamor, ángelus, difuntos, vísperas, procesión, misa, rosario, etc; hasta aquellos que afectaban a la vida civil y colectiva como eran el toque a «concejo», a fuego, a «queda», nublo o el denominado «bien vas». Este último, también llamado «toque a perdido», se tañía en la Iberia profunda para orientar al vecino que se perdía en el monte en noches cerradas de niebla/temporal, y también para congregar a la gente para salir en su búsqueda. Tan ancestral sistema de comunicación evidenciaba por un lado la pericia y el buen oído del campanero de turno a la hora de saber comunicar las diversas circunstancias y, por otro, la seguridad de que los vecinos entendían, sin lugar a dudas, lo que se transmitía con cada sonido. Impresionante registro. El vecindario sabía, con absoluta precisión, si tocaban a difunto y si se trataba de una mujer, de un hombre o de un niño quien había fallecido; si la hora del ángelus, de vísperas, si era un “clamoreo” o si se trataba de un repique/alarma a fuego, arrebato o tempestad.
En aquel inolvidable encuentro de viejos campaneros adquirí un apreciado CD que recoge un buen catálogo de toques, religiosos y civiles, como el simpar “bien vas”, que escucho a veces cuando ando un poco perdido o me desoriento.
Justo Muñoz Fernández
campana//embedr.flickr.com/assets/client-code.js





TIEMPOS DE BELLOTAS, PIARA Y PORQUERO EN EL FONTANAREJO DE ANTAÑO

3 01 2016

El fruto de los chaparros suponía, tiempo atrás, un alimento básico para engordar los cerdos de cara a la tradicional y ya desaparecida matanza casera que se hacía en la mayoría de las casas de nuestro pueblo.

 

Las bellotas fueron, en su día, un alimento muy importante a la hora de “engordar” los cerdos de cara a la tradicional y ya casi desaparecida matanza casera que se hacía antaño en Fontanarejo. Los cochinos se alimentaban, durante una buena parte del otoño-invierno, del fruto de las encinas que se les suministraban en los corrales de cada casa o bien de las bellotas que comían directamente en el campo. La piara de guarros salía cada mañana por los diversos parajes nuestro término municipal donde había muchísimos chaparros que ofrecían gran abundancia de comida en los meses finales del año. El encinar era un soporte fundamental y gratuito para alimentar a los cerdos.
El ritual se repetía a diario. El inconfundible “porquero” hacía sonar cada mañana una caracola avisando de que había llegado la hora de soltar los cochinos de la zahúrda para que salieran al campo. Y allí estaban los puercos todo el día, al aire libre, comiendo, entre otras cosas, muchas bellotas. El piarero, un oficio tradicional y presente en Fontanarejo hasta los años sesenta, se encargaba de vigilar durante toda la jornada a los animales y de llevar a los marranos por las zonas donde hubiera abundante comida y agua. La manada de gorrinos regresaba al atardecer y entraba en el casco urbano casi siempre a la carrera. Resultaba curioso ver cómo cada cerdo se dirigía con absoluta precisión hasta la casa de su dueño donde, si no estaba la puerta abierta, se encargaba de hociquearla para “avisar” de su presencia. La ruidosa piara de marranos entraba puntualmente cada tarde en el casco urbano e irrumpía la primera “inundando” las calles de animales, seguida de las yeguas, a continuación entraban las vacas y, finalmente, lo hacían las cabras. Precisa y preciosa secuencia lugareña que impregnaba los atardeceres de un auténtico sabor rural y de un singular costumbrismo ganadero.

“NO QUIERO BELLOTAS ROTAS”
Las bellotas protagonizaron también dichos y cantares populares en nuestro pueblo. Vaya este ejemplo de un cántico que se refería a las bellotas y que, a modo de villancico, se entonaba antaño en Fontanarejo cuando los chavales acudían hasta las casas de familiares y vecinos pidiendo el aguinaldo. La bulliciosa chiquillería hacía el recorrido cada 24 de diciembre al anochecer provista de zambombas artesanales y de panderetas. Llamaban a las puertas al grito de ..”¿Se canta o se reza?”, y tras entrar a la cocina cantaban villancicos o, si se había registrado algún óbito reciente en la familia, rezaban un Padrenuestro o un Avemaría. Muchas veces tras entonar el cántico navideño, se le daba a la “chiquillada” un puñado de bellotas o de castañas. En otras ocasiones se les obsequiaba con unos mantecados y, a veces, con chorizos o un poco de lomo. Pocas veces, o casi nunca, recibían dinero porque, entre otras cosas, escaseaba. Decía así el añejo villancico, un tanto exigente….. “No quiero bellotas rotas/ ni castañas con ventanas/quiero lomo y longaniza/ para almorzar por la mañana”.
Eran, sin duda, tiempos pretéritos en los que las bellotas formaban parte de un ancestral costumbrismo campesino en Fontanarejo que ha ido desapareciendo con el paso del tiempo.

Justo Muñoz

 
21-12-2015 235-R//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

21-12-2015 243//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

21-12-2015 228//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

21-12-2015 250//embedr.flickr.com/assets/client-code.js





LA TERTULIA “LAS MIGAS” FELICITA LAS FIESTAS NAVIDEÑAS Y DESEA UN BUEN AÑO 2016

23 12 2015

Nos comimos unas “migas pobres” al poco rato de acabar el sorteo de la Lotería de Navidad y comprobar que no nos había tocado ningún “pellizco” de los premios principales. Los tropezones, en este caso, fueron pimientos, boquerones y bacalao. Nada de chorizos, lomos ni pancetas. El recinto que acogió este último encuentro miguero de 2015 fue el Rincón de Sancho, en pleno centro de Madrid, y la sartén de migas la preparó, con la maestría culinaria que le caracteriza, nuestro paisano Carlos, hijo de Celia y de Cele.

La “Tertulia las Migas” aprovecha este blog para desear a todos los fontanarejeñ@s, paisanos, amigos, conocidos y seguidores, unas felices Fiestas Navideñas y un buen año nuevo 2016.

La iniciativa tertuliana la promociona un grupo de fontanarejeños con el ánimo por un lado de disfrutar de un plato tan suculento y tradicional; y por otro la de impulsar la cultura del diálogo, la conversación y la plática. Con ese fin se reúnen periódicamente en dos restaurantes madrileños, regentados por fontanarejeñ@s, y también en “casillas” del campo ubicadas en el término municipal de Fontanarejo. Y, en todos los casos, siempre cumplen con el mismo ritual: comerse una sartén de migas con sus correspondientes “tropezones” y charlar con los invitados que acuden a la tertulia “Las Migas”. A lo largo de estos dos años, desde que arrancó esta iniciativa en noviembre de 2013, han pasado por los encuentros 30 personas.

Lo dicho, vayan desde este blog nuestros mejores deseos para todos…!!FELICES PASCUAS Y UN PRÓSPERO AÑO NUEVO 2016!!.

 
la foto (3)//embedr.flickr.com/assets/client-code.jsla foto (2)//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSC05779//embedr.flickr.com/assets/client-code.js





CÁNDIDO ARIAS HONRADO ASISTE COMO INVITADO A LA TERTULIA “LAS MIGAS” CELEBRADA EN MADRID

27 11 2015

LOS ENCUENTROS GASTRONÓMICOS, IMPULSADOS POR UN GRUPO DE FONTANAREJEÑOS, CUMPLEN DOS AÑOS Y A LOS MISMOS HAN ASISTIDO YA 30 PERSONAS

CUATRO DE LAS SARTENES DE MIGAS Y POSTERIORES TERTULIAS SE “TOSTARON” Y TUVIERON LUGAR EN CONOCIDOS PARAJES DE FONTANAREJO: EL AGUILERO, VALDEPAJARES, LA GRAJA Y EL RÍO

 

Cándido Arias Honrado, un paisano fontanarejeño referente de las tareas ganaderas en nuestro pueblo, asistió como invitado a la “Tertulia las migas” que se celebró en el restaurante “El Rincón de Sancho” de Madrid en el que Carlos, hijo de Celia y Cele, nos preparó una buena sartén de migas, con abundantes “tropezones” a base de pimientos verdes y rojos, panceta (“mesao”), sardinas, chorizo, bacalao, uvas y arrope.
Tras apurar los suculentos platos migueros, llegó el tiempo de la charla y de una interesante tertulia en la hablamos con Cándido de su gran y larga experiencia ganadera como pastor. Salieron a relucir desde conocidos parajes como la cañá la Zarza, la Polvicera, los Mirabeles, la Hontanilla, las Colorás, la Canaleja, Coleto, el Aguilero etc.; pasando por la gastronomía que se comía en los chozos como las sopas berrendas, las migas, las patatas, el cocido, las sopas de ajo etc.; hasta las intensas tareas que se llevaban a cabo con las ovejas: esquilar, “rabotar” las corderas casi siempre entorno al 19 de marzo, hincar a mazazos los postes para colocar la red que entonces era de cuerda , ordeñar a mano, apartar las paridas etc. etc. Hablamos de tiempos lejanos en los que se comía y se dormía en las majadas. Eran, sin duda, años duros en los que, según contó Cándido, los entonces temidos lobos acechaban al ganado y había que estar vigilantes para evitar las “lobás” que diezmaban el rebaño. Recordó con mucha precisión que el día dos de febrero de 1962 fue la última vez que él vio un lobo cerca de sus ovejas.
También hablamos de la fragua que regentaba su familia en nuestro pueblo y en la que Cándido recordaba los ratos y ratos dándole al mazo y al martillo para elaborar las herraduras con las que se herraban las caballerías.
Cándido firmó en el libro de honor de la tertulia “Las Migas” y recibió un pergamino con la historia de Fontanarejo desde su orígenes hasta nuestros días. También le entregamos un par de fotos para el recuerdo, una en la que aparece colocando la red con su padre, el tío Aurelio Arias (Q.E.P.D.), y otra de los años cincuenta en la que se le ve muy joven bañándose en el Charco de la Losa con un grupo de amigos y familiares. ¡Qué tiempos!
Nos levantamos de la mesa ya casi anochecido tras dar buena cuenta de una “sartená” de migas, de disfrutar de una intensa tertulia y de un gratificante paisanaje.

SEGUNDO ANIVERSARIO
Reseñar, por otro lado, que la tertulia “Las migas”, que nació impulsada por un grupo de fontanarejeños que viven en Madrid, acaba de cumplir su segundo año. A lo largo de estos 24 meses han asistido a la misma un total de 30 personas. Los encuentros se han venido celebrando en dos céntricos restaurantes de la capital de España regentados por fontanarejeñ@s, “Casa Jacinto” y “Rincón de Sancho”, y también en conocidos parajes de nuestro término municipal como el Aguilero , el Río, la Graja y Valdepajares.
La tertulia “Las Migas” arrancó en el mes de noviembre de 2013 y a los encuentros gastronómicos han asistió desde paisanos nuestros que viven en Madrid o en Fontanarejo, pasando por conocidos periodistas como Miguel Ángel Oliver, director del informativo nocturno de la Cadena Cuatro; hasta actrices como Conchita y María José Goyanes y el hijo de esta última, Javier Collado. Todos los invitados recibieron un pergamino que recoge la historia de Fontanarejo y también firmaron en el libro de honor de la tertulia. En la segunda página del citado libro queda plasmado un definitorio refrán…”Las migas del gañán, a las dos vueltas ya están, las del pastor, cuantas más vueltas mejor”.

J. Muñoz
P1040945 P1040947

P1040950 P1040953

P1040977

P1040981 P1040993

P1050002 P1050007

P1050014 P1050019

P1050030

la foto





LA ASOCIACION “AMIGOS DE LAS LUMINARIAS” CUMPLE DIEZ AÑOS

26 10 2015

LA ENTIDAD FUE CREADA EL 23 DE OCTUBRE DE 2005 POR UN GRUPO DE FONTANAREJEÑOS PARA PROMOCIONAR NUESTRAS TRADICIONALES LUMBRES DE ROMERO E IMPULSAR ACTIVIDADES CULTURALES

La Asociación “Amigos de las Luminarias de Fontanarejo” cumple diez años desde su fundación. Fue el 23 de octubre de 2005 cuando un grupo de fontanarejeños decidió crear esta entidad cultural que, a lo largo de esta primera década, ha realizado diversas actividades de apoyo, difusión y promoción de las tradicionales lumbres de romero verde que encendemos cada 30 de abril al atardecer; así como otras relacionadas con la cultura, la música y los valores humanos. A lo largo de de este tiempo la entidad ha tenido tres presidentes: Justo Muñoz Fernández, Juan Manuel Gómez Fernández y Federico Muñoz Muñoz, que lo es en la actualidad.
Según recoge el acta, levantada un 23 de octubre de 2005 a las 21,30 horas, en la citada reunión los fundadores decidieron constituir una asociación al amparo del artículo 22 de la Constitución española y la Ley Orgánica 1/2002 de 22 de marzo, reguladora del derecho de asociación que se denominaría “AMIGOS DE LAS LUMINARIAS DE FONTANAREJO”. Aprobados los estatutos por los que se debía regir la nueva asociación se nombró una comisión gestora o Junta Directiva formada por Justo Muñoz Fernández como presidente; Anselmo Martín Fernández como vicepresidente; Román Fernández Martín (q.e.p.d.) como tesorero y Federico Muñoz Muñoz, Juan Manuel Gómez Fernández, Juan Ramón Navarro García y Enrique Muñoz Gutiérrez como vocales.
Desde su creación, la asociación Amigos de las Luminarias de Fontanarejo, ha puesto en marcha varias iniciativas, entre ellas la creación de los galardones anuales “Romeros cencíos” con las que se reconoce públicamente el trabajo o la trayectoria de personas, entidades o instituciones. Los premios se entregan anualmente en una velada que se celebra entorno a la fiesta de Las Luminarias. En este mismo acto se entrega un pergamino a tod@s l@s quint@s que se jubilan cada año. También se han realizado entregas de lotes de libros a los alumnos de la escuela pública del pueblo por sus trabajos y aportaciones culturales sobre las tradicionales Luminarias” en forma de teatro, dibujos, pinturas, cuentacuentos etc.
Otro de los símbolos que ha creado esta entidad que cumple ahora diez años ha sido el pañuelo verde, un distintivo festero que ha tenido una gran acogida entre los fontanarejeños y entre los visitantes que acuden a nuestro pueblo con motivo de la singular fiesta de las lumbres de romero verde a las puertas del las casas del pueblo cada 30 de abril. El citado pañuelo, que lleva el color verde del romero y la inscripción «AMIGOS DE LAS LUMINARIAS. FONTANAREJO», ha sido lucido por numerosas personas, unos al cuello, otros a la cintura y algunos hasta en los vehículos. Igualmente, la entidad promocionó la edición de un sombrero verde con el lema de las Luminarias, que también ha tenido muy buena acogida.
Por otro lado, la Asociación «Amigos de las Luminarias de Fontanarejo» impulsa cada año un concurso de fotografía que tiene como único tema las lumbres de romero verde que encendemos los fontanarejeños todos los 30 de abril cuando está anocheciendo. Con las fotos ganadoras la citada entidad edita cada año un calendario de bolsillo que se reparte entre fontanarejeños, instituciones y colaboradores de la Asociación.
En otro orden de cosas, la asociación ha organizado también en esta década varias exposiciones y conferencias. Entre las primeras cabe destacar la de cuadros con obras de pintores locales y las muestras sobre “Bandoleros en los Montes de Toledo”, “Goya y la tauromaquia”; y “Plantas en nuestros montes”. Entre las charlas que se han desarrollado están la que dio el investigador David Fernández Infante sobre los “Apellidos de Fontanarejo”; la que corrió a cargo de la profesora Milagros López Fernández sobre “La denominación de las plantas y flores en nuestros montes”; la conferencia que impartió Ventura Leblic, presidente de la Asociación Cultural Montes de Toledo, sobre “Los orígenes de Fontanarejo como pueblo” y, por último, la que ofreció el pasado mes de agosto Joaquín González Cuenca, catedrático de Literatura Medieval y del Siglo de Oro en la Universidad de Castilla, sobre “El Quijote y Cervantes”.
En el apartado solidario, la Asociación impulsó y coordinó en el verano de 2013 una recogida de alimentos para personas necesitadas, a la que se sumaron asociaciones fontanarejeñas, y los 203 kilos recogidos se entregaron al Banco de Alimentos para su distribución. En el verano de 2014 la Asociación organizó un “refresco solidario”, al que también se sumaron varias asociaciones locales, en el que recaudó ayuda para el centro social de la misión en la que trabaja en Mali la monja fontanarejeña Ángela García.
En el apartado musical, la Asociación organizó el pasado año un acto con el popular músico y guitarrista José de Castro, “Jopi” , deleitó al público en Fontanarejo con una tertulia musical a la que asistieron numerosas personas de todas las edades.
Otra de las iniciativas llevada a cabo por esta asociación fue una cata de vino comentada que corrió a cargo del enólogo fontanarejeño Celedonio Muñoz.
Una de las promociones que gestionó e impulsó la asociación y que mayor eco tuvo para nuestras ancestrales “Luminarias” fue el cupón de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) que incluyó nuestra tradición más popular en su cupón del día 4 de mayo de 2013. Los cientos de miles de cupones que se venden por toda España llevaban esa jornada una foto con una vista general del casco urbano fontanarejeño en el momento de encendido de las lumbres de romero, con la siguiente inscripción:”Luminarias de Fontanarejo (Ciudad Real), la llama de una tradición que perdura cada 30 de abril”.
Reseñar, por último, que la “Asociación Amigos de las Luminarias de Fontanarejo , recibió el año 2011 el galardón “Monteño Distinguido” que otorga la “Asociación cultural Montes de Toledo”. El solemne acto de entrega se celebró en la Real Fundación de Toledo y en el mismo fueron también galardonados con la distinción de “Monteños Distinguidos” el obispo emérito de Guadix, monseñor Juan García Santa Cruz; la Cooperativa “La Imperial de Castilla”, de Galvez; y el Plan Especial de Emergencia por Incendios Forestales de Castilla la Mancha (INFOCAM).

DSC07508//embedr.flickr.com/assets/client-code.jsDSC04300AB - copia//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSC03196w//embedr.flickr.com/assets/client-code.jsCalendarios luminarias-2//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSC04696-expo2//embedr.flickr.com/assets/client-code.jsquinto2w//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSC01046W//embedr.flickr.com/assets/client-code.jsÁngela//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Monteño//embedr.flickr.com/assets/client-code.jsONCE//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

P1020478-r//embedr.flickr.com/assets/client-code.jsHASTA 2-SEP-2015 395//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

IMG_5914//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

la foto//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

IMG_0369//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

IMG_0368//embedr.flickr.com/assets/client-code.js





El día 30 de septiembre termina el plazo para participar en el concurso de fotografía

27 09 2015

Animaros y presentad vuestras fotografías de “Las Luminarias” porque este día, 30 de septiembre, termina el plazo.

Resumen para participar:

– Cada participante podrá presentar TRES fotografías como máximo, valorándose de manera independiente cada una, no como colección.
– Cada fotografía debe estar identificada con el título de la misma.
– Las fotografías se enviarán a la siguiente dirección de correo electrónico: amigosdelasluminarias@gmail.com especificando en el mismo los datos del autor: nombre, apellidos, dirección de correo ordinario o electrónico y teléfono.

Enlace a las bases completas del VIII concurso de Fotografía Román Fernández Martín:

https://fontanarejo.wordpress.com/2015/08/06/queda-abierto-el-plazo-para-participar-en-el-viii-concurso-de-fotografia-roman-fernandez-matin/

¡Venga ánimo y eviad las fotos!





SARTÉN DE MIGAS EN VALDEPAJARES COMO FINAL DEL CALUROSO VERANO 2015

21 09 2015

ASISTIERON COMO INVITADOS A LA TERTULIA “LAS MIGAS” NUESTROS PAISANOS GABINO Y TOMÁS, QUE FIRMARON EN EL LIBRO DE HONOR Y RECIBIERON UN PERGAMINO Y UN PAÑUELO VERDE SÍMBOLO DE NUESTRAS “LUMINARIAS”

Gabino Fernández Pavón y Tomás Muñoz Domínguez, paisanos nuestros y referentes de las tareas del campo y de la ganadería en Fontanarejo, asistieron como invitados a la tertulia “Las Migas” en un encuentro gastronómico que tuvo como escenario el inmenso paraje de Valdepajares.

Despedimos el verano 2015, uno de los estíos más calurosos de los últimos años, comiéndonos una sartén de migas, en la casilla de Eloy Muñoz González, con riquísimos y abundantes “tropezones” a base de pimientos verdes y “chorruznos”, panceta (“mesao”), chorizo, bacalao y leche para quien quiso. De postre degustamos unas dulcísimas sandías y melones del huerto de Tomás.

Con los invitados disfrutamos de una larga y enriquecedora charla en la que, entre otras cosas, hablamos de sus experiencias laborales cuando trabajaron, tiempo atrás, Tomás en Mallorca y Gabino en Madrid; y, sobre todo, de su quehacer en las tareas agropecuarias que llevan a cabo en nuestro pueblo desde hace muchos años. También salieron a relucir en la conversación recuerdos de infancia, de adolescencia y de juventud en nuestro pueblo, a los que dimos cuerda al recuerdo viendo numerosas fotos retrospectivas de aquellos tiempos de escuela con pupitres de madera y estufa alimentada con cepas, de atender tareas rurales en el entorno familiar; de quintos y aguinaldos, de verbenas, de toros en la plaza hecha con carros, y, en definitiva, de un tiempo tan feliz y como añorado.

Al acabar el encuentro miguero, los invitados firmaron en el libro de honor de la tertulia “Las Migas” y recibieron un pergamino con la historia de Fontanarejo desde sus orígenes hasta los tiempos más recientes; y un pañuelo verde simbólico de nuestras ancestrales “Luminarias” de romero verde que los de Fontanarejo encedemos cada 30 de abril al atardecer. También entregamos a Eloy un pañuelo, un pergamino y cuadro con una foto de la casilla que acaba de estrenar, levantada en lo que fue el voladizo del histórico corral de su abuela Sagrario. La casilla está en un lugar extraordinario y Eloy la ha dejado perfecta, sin que falte de nada…tiene en la pared colgada hasta una percha hecha con jara.

Como la tarde era espléndida continuamos la tertulia sentados a la puerta de la casilla y disfrutando a su vez de las impresionantes vistas que ofrecen los alrededores con Valdeparajares, la Hoya de Zorongo, el Morro de los Arroyuelos etc; y en la lejanía con los morros del Castillejo, del Águila, la Muñana, la Loma del Piojo, la Umbría de la Graja, la Hoya de los Nogales etc.

En las inmediaciones, y tras caer un chaparrón hace unos días, ya habían empezado a crecer las típicas florecillas solitarias color morado (Colchicum montanun), que en Fontanarejo llamamos “merenderas” o “quitameriendas”, y que “empedraban” las eras al final del verano de un inconfundible color azafranado.

Se nos hizo bien de noche charlando bajo una bóveda celeste estrellada y con una luna que iniciaba la fase de cuarto creciente. Impresionante. Una jornada grande de paisanaje, de tertulia y también de gastronomía autóctona con unas riquísimas migas.

J. Muñoz

————————————————————-
IMG_3892

IMG_3890 - copia

24

5

4
//embedr.flickr.com/assets/client-code.js9 14//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

13

23

22//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

17

21

16

19

18

28

la foto(1)

TODO EL ÁLBUM (todas las fotos, pincha en los pimientos)

Migas Gabino-Tomás








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 228 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: