Ámbitos de libertad

24 06 2007

[Manuel PérezTendero]

http://www.lanzadigital.com/diariolanza/pb/periodico/periodicodetalle.asp?REG=9851&sec=OPINION

La semana pasada, la Iglesia de Ciudad Real celebró una jornada de reflexión sobre un tema importante de actualidad: la nueva asignatura de “Educación para la ciudadanía”. Antes y después, ha habido gente que ha intentado tergiversar esta jornada, o silenciarla sin más. Parece que nadie puede hablar de estos temas de interés común sin que sea tachado de una u otra ideología. Un amigo mío que se acercó a la jornada me dijo que venía a informarse, precisamente, para no hacer un juicio sobre este tema desde la simple ideología: cuando no tenemos información, juzgamos según nuestras preferencias políticas, sin discernir demasiado el tema. Si preferimos el partido que propone la ley, toda ella estará llena de bondades, y criticaremos sin escuchar razones a quien discuta esa ley; si, por el contrario, preferimos el partido de la oposición, pensaremos que la ley es mala. Por eso, para ser libres, para desideologizar nuestra opinión, para ser nosotros mismos, para desarrollar nuestra inteligencia y nuestra responsabilidad moral, hemos de reflexionar, hemos de escuchar, para poder formarnos un juicio independiente.
Fue esta, tal vez, una de las conclusiones y alegrías más importantes que experimenté la semana pasada: hemos de seguir luchando por despolitizar nuestra vida social, hemos de ser personas con juicio independiente, con capacidad para juzgar cada caso sin que el “partido” nos lo dicte todo. Iniciativas como esta son una de las mejores aportaciones a nuestra sociedad democrática, porque ayudan a promover ciudadanos adultos que no se dejan arrastrar por la mayoría, o por los tópicos, o por la ideología.
La cuestión principal que se maneja en la nueva asignatura es muy sencilla, y se reduce a dos preguntas: ¿Pretende una formación afectiva y moral de nuestros niños y jóvenes? Y, si la respuesta fuera positiva, ¿es el gobierno la institución adecuada para educar moralmente a nuestros hijos? ¿No compete esta responsabilidad y este derecho, en primer lugar, a los padres? ¿Puede el Estado imponer un tipo de educación moral que algunos padres no compartieran? Este intento de “adoctrinar” la sociedad y educar moralmente a los más jóvenes sólo se ha dado de forma plena en los regímenes totalitarios, y tenemos dos ejemplos muy cercanos: la Alemania nazi y la Rusia soviética. Para que exista democracia y libertad, el Estado tiene que estar muy limitado en sus poderes, sobre todo, en el ámbito de las raíces morales del ser humano. Es muy importante que el poder político no tenga “todo el poder”, muy especialmente el poder sobre las conciencias.
Existe otra cuestión ante la nueva asignatura. Aun no siendo la “cuestión principal”, es también importante: los contenidos del currículo. En gran medida, va a depender de las Comunidades Autónomas, pero más del cincuenta por ciento proviene del gobierno central. Leyendo la ley y los decretos, desmenuzando el currículo, se encuentran muchos elementos positivos, sobre todo los que tienen que ver con un conocimiento de la Constitución española y los Derechos humanos, el respeto a los demás… Pero hay algunos contenidos que suscitan interrogantes importantes. Por ejemplo, parece que se asume como única postura acorde con la democracia el relativismo moral: los valores morales del ser humano, en el fondo, dependen del consenso democrático, no existen valores humanos previos a la negociación o a la opinión pública. Algo muy parecido en sus raíces tenemos en la asunción de la llamada ideología de género: no existe un sexo previo a la libertad de la persona, cada uno ha de elegir la “orientación sexual”, o la “preferencia sexual” que desee. En este sentido, la nueva asignatura cuadra muy bien con la reciente ley que permite registrarse como varón o mujer según las preferencias del sujeto.
Por otra parte, la religión como origen de moralidad queda totalmente ausente del currículo, lo cual se corresponde muy bien con la ideología laicista que se nos va imponiendo, pero está en contra de toda la historia de la humanidad, y de la mayoría de los españoles. Leyendo otros documentos de quienes están detrás de esta y otras leyes, parece que la religión, sobre todo las religiones monoteístas, no son sino fundamentalismos que han de ser superados. ¿Es esto diálogo? ¿Es esto respeto y tolerancia hacia las opiniones de los demás? Una ideología de la tolerancia cuyo punto de partida es la intolerancia hacia lo religioso; una pedagogía del consenso que deja fuera del diálogo a la mayoría de los ciudadanos, y a toda nuestra tradición: ¿no hay algo que no cuadra en todo esto? Se ve que hemos de empezar un mundo nuevo, auspiciado por los nuevos profetas del laicismo, que son los que nos van a traer la libertad a todos…
Necesitamos ámbitos de libertad, conocer para discernir, informarnos para ser libres.


Acciones

Information

10 responses

25 06 2007
montesino

Estimados foreros, yo al menos tengo una posición contraria a que se nos puedan imponer valores morales. Considero que quien quiera imponer criterios morales y darles visos de verdades absolutas se equivoca. No entro a valorar quienes lo quieren hacer, me da igual que lo haga una comunidad autónoma del PP o de PSOE. Creo que los padres debemos tener el derecho de formar a nuestros hijos desde el punto de vista moral y que el Estado como garante de nuestra libertad debe de crear el clima propio para que así sea. No estoy en desacuerdo con que esta asignatura pueda ser optativa, pero estoy en contra de que sea obligatoria y con valor curricular, yo me hago la siguiente pregunta: En algo tan subjetivo como algunos valores morales ¿ cómo se punturá esta asignatura? , si mis hijos reciben una formación moral en su casa totalmente contraria a quien la imparte en el colegio ¿ qué se valorará?. Así mismo, si no vamos a aumentar la carga lectiva de los colegios ¿ qué clases se quitarán?. Y por último, ¿ quienes son los profesores formados para esta asignatura?. Para mí, esta asignatura va a hacer niños adoctrinados por el gobierno de turno, y digo ” de turno”, porque si cambia dentro de unos meses, estará adoctrinado por el nuevo gobierno. Por lo tanto, como padre solo pido que respeten mi derecho a educar a mis hijos en la moral que yo considere adecuada y que no coarten esta posibilidad y este derecho. Creo que este derecho solo puede ser delimitado por el respeto a los derechos humanos y a los valores constitucionales.

5 07 2007
Paco

Respuesta al comentario de Montesino sobre la Eduacación para la ciudadanía.
Naturalmente que cada padre tiene el derecho a elegir la mejor dirección educativa de sus hijos. Eso lo piensa la Constitución en su letra y en su espíritu y el más iletrado de los hombres. Así pues, todos de acuerdo.
Y como todos estamos hasta ahí definitivamente identificados, resulta que hay dos clases de padres: los que prefieren una educación religiosa en la escuela (que el Estado protege y financia) y los que optan por una educación en valores cívicos (que el Estado protege y financia). ¿Cuál es entonces el problema? ¿Se obliga por parte del Estado a alguna conciencia a aceptar unos postulados contrarios a la propia creencia? Ni existe problema, ni se fuerzan las voluntades.
¿A cuento de qué viene por parte de la Iglesia Católica adjetivar esa asignatura de antifamiliar, antirreligiosa, dictatorial y “obliga”, ahora sí, a los católicos a objetar conciencia, como han verbalizado varios prelados y sacerdotes con la bendición de la Conferencia Episcopal? Si los padres que lo deseen pueden pedir religión católica en la escuela, vive Dios. ¿Y por qué va repartiendo formularios de protesta contra una educación ciudadana? ¿No es bueno ser un buen ciudadano? Ya que no existen cortapisas a su modelo educativo, que no presionen a los padres cuya conciencia es otra.
Pero es que lo que realmente subyace en todo esto, enmascarado con libertad de conciencia, libertad educativa, etc. es que la Iglesia, que se arroga y detenta el nombramiento de los profesores de religión, pero que les pague el Estado, lo que desea ardientemente es que no haya competencia con la asignatura de religión, lo que fervientemente anhelan es la escuela nacional-católica de los tiempos pretéritos. Presionan y presionan, por tanto, de una forma, de la otra hasta que consigan su objetivo. ¡Pero con qué argumentos, Dios Santo!
Si los ciudadanos se van apartando poco a poco de las iglesias (después de la 1ª comunión, que saben que es un acto social, pero no tienen la humildad de reconocerlo, casi todos cambian a Ética o Estudio Dirigido), ellos sabrán por qué. Que no busquen culpables fuera; ése es un recurso muy manido.
Gracias deberían dar al Estado aconfesional por sufragar esos gastos porque ya hay muchas Iglesias distintas en la escuela que podrían acogerse al mismo derecho, como ensalza nuestra Constitución, a la que se echa mano sólo cuando conviene. Y su fe la propagan en sus templos, donde debe ser. ¿Entendido? Donde debe ser. Vamos a quitarnos la piel de cordero, que da mucho calor.

5 07 2007
montesino

Yo opino, y creo que es mi derecho hacerlo, sin tantos aspavientos, que al igual que no estoy de acuerdo en que la religión sea una asignatura obligatoria, tampoco lo estoy con educación para la ciudadanía. Estimado Paco, ¿ tú estarías de acuerdo en que tus hijos fueran educados en mis valores morales y éticos? Seguro que no, al igual que yo tampoco lo estaría por lo tanto, ¿ por qué tengo que educar a mis hijos en los valores morales y éticos del docente de turno que hace los manuales o diseña la asignatura? No me digas que son valores consensuados y universales, pues cuando hablamos de ética o moral el consenso es difícil, cada uno es dueño de su moral y siempre que respete al que está en frente es válida, por lo tanto seamos tolerantes y aceptemos a los que pensamos diferente, no vaya a ser que la educación para la ciudadanía la tengamos que recibir nosotros. Por cierto, me da igual lo que diga la Iglesia, si quieres ese puede ser otro tema, gracias a Dios, tengo criterios propios y los puedo mantener

6 07 2007
sin comentarios

Montesinos, creo que cometes el error con que se inicia este apartado : …..”Un amigo mío que se acercó a la jornada me dijo que venía a informarse, precisamente, para no hacer un juicio sobre este tema desde la simple ideología: cuando no tenemos información, juzgamos según nuestras preferencias políticas, sin discernir demasiado el tema…….

¿Te has leido alguno de los libros de texto de Educación para la ciudadania?.
Cuando te lo leas, si no te lo has leido aun, dí en que parte de él estas en desacuerdo, tal y como le dijo hace dos dias Zapatero a Rajoy y luego seguimos opinando..

6 07 2007
montesino

No entro en el contenido, considero que cuando se van a tocar temas éticos y morales, se está coartando la libertad de los padres y el derecho que les asiste. No podemos saber todos los temarios, pues hay una parte del temario que lo pone cada comunidad autónoma, con lo cual es difícil leerse todos los libros ¿ los has leido tú?. No entro en el contenido, pues eso nos llevaría a decir que sí o que no según la conveniencia política de lo que ponga. Por lo tanto, educación para la ciudadanía sí, pero de manera opcional y optativa para quien la quiera o piense que es relevante

9 07 2007
sin comentarios

Hombre, no me digas que no entras en el contenido cuando de eso se trata. ¿En que entras, en el continente, en la forma, en la conveniencia, en la utilidad política del momento?. Todo, absolutamente todo, está impregando de contenido etico y moral en menor o mayor medida. Lo está la propia historia. ¿Debemos por ello rechazar el estudio de la historia si va en contra de nuestras creencias?. La ciencia. ¿Debemos rechazar el estudio de la misma, si por ejemplo estamos en contra de la teoria evolucionista frente a la creacionista?. Las leyes, los propios impuestos ¿Debemos negarnos a pagar impuestos porque con ello un determinado gobierno no aplica la política que a cada grupo o particular le gusta o le interesa?
No pretendo que te leas todos los libros de Educación para la ciudadania, revisa cualquiera que encuentres o simplemente infórmate por los diversos medios de comunicacion que hay ( no te limites a aquellos con los que identifiques ideológicamente) sobre el tema. Seguro que si eres objetivo, aun cuando no estés de acuerdo con el contenido y/o las orientaciones que se le den, no encontrarás motivo para ese rechaza tan visceral que desde determinados sectores eclesiasticos y políticos ( Si como ellos dicen se trata de adoctrinamiento ¡Que paradoja, que aquellos que nos han estado y siguen estando adoctrinando continuamente se opongan, con débiles e insostenibles argumentos a lo que ellos mismos hacen!) se está haciendo.

9 07 2007
montesino

Es misma paradoja que hace que los seguidores de esta asignatura que propugna entre otras cosas, la tolerancia, no acepten que haya personas que se opongan a esta asignatura y en cuanto discrepamos nos tachan de fascitas, retrógrados, etc,… La verdad que algunos deberían recibir esta asignatura para asimilar ciertos “valores” que propugna esta asignatura. Algunos opinamos que el adoctrinamiento que ahora realizará el PSOE , luego puede utilizarse por el PP cuando llegue al gobierno. Por lo tanto, vuelvo a repetir que puede impartirse esta asignatura, pero de forma no obligatoria. El respeto y la tolerancia empiezan por los que están enfrente, por lo tanto empezemos a demostrarla aceptando que hay personas en contra de esta asignatura sin tener que recurrir al PP, o a la Iglesia.
Cuando digo que no entro en el contenido, digo que no valoro las actuales unidades didácticas, sino que simplemente por ir en contra de mi derecho constitucionalmente reconocido a educar a mis hijos en mis valores, me opongo.

9 07 2007
sin comentarios

Nadie dice que no estés en tu derecho en discrepar y educar a tus hijos en tus valores. Lo que no se puede decir es que no se acata una ley emanada del Parlamento con todos los requisitos legítimos y legales. Si cada vez que no nos gusta una ley decidíeramos cada uno acatarla o no, esto seria un cachondeo. Y tranquilo que esta asignatura no creará ni más rojos, ni mas homosexuales, ni mas ateos ni mas delincuentes; mas al contrario, ayudara a ser mas libre porque el conocimiento de las cosas te da mas capacidad para analizar y ser mas crítico y por lo tanto para ser libre a la hora de elegir.
Y ya no insistiré más porque dificilmente nos pondremos de acuerdo, ni yo lo pretendo, lo único que pretendia es sustentar mi opión en argumentos, y los mios estan expuestos. Libertad absoluta y derecho de cada uno en pensar lo que quiera.
Saludos y buenas vacaciones.

10 07 2007
montesino

No todo lo legal es lo más ético, y eso de no poder ir en contra de leyes por ser legítimas y correctamente legisladas, debe sonar a broma a los que, cuando la mili era obligatoria, empezaron a enarbolar su derecho de objeción de cociencia. Cabe la objeción de conciencia en muchos ámbitos y eso también nos hace más libres. Quizás algunos que os sentís progres, no teneis confianza en la sociedad y opinais que hay que decir a la gente, siempre, por donde debe “pisar”. Yo creo que somos mayores de edad para que el “papa-Estado” nos esté diciendo constantemente que comer, donde fumar,… y ahora ya solo nos faltaba que nos dijese, en qué valores educar a nuestros hijos. Lo siento mi confianza en las personas y en su autonomía no me permite reconocer, ni aplaudir una asignatura que nos diga qué valores deben tener nuestros hijos y en qué deben ser educados. Prefiero un estado que garantice mis derechos y los de mis semajantes, y me deje actuar autónomamente. Por favor, un poquito de LIBERTAD

12 07 2007
ANTONIO

se pasaron las elecciones .¿ no teneis nada que decir del pueblo todo esta bien?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: