Educación para la Ciudadanía, los Obispos y el Gran Wyoming. La coherencia de la Iglesia Católica en imágenes

10 07 2007

En el Blog del Milano se pueden leer algunas verdades sobre esta institución, pero hay muchas más. Lo de la Jerarquía de la Iglesia es simplemente una injerencia en la política para no perder, ella, su capacidad de adoctrinamiento secular. Así de simple lo veo yo. Lo que predica y de bueno puedan tener sus enseñanzas se contradice con sus modelos. Todos nos podemos equivocar pero esta “Iglesia Temporal” lleva ya 1.600 años de injerencias, abusos, y cuentos chinos, más o menos desde su legalización en el Edicto de Milán (313 d.C.). Cuando digo esto me refiero siempre a la Jerarquía Eclesiástica. Así les va.


Acciones

Information

11 responses

23 07 2007
montesino

Hombre, las imagenes mostradas sobre la Iglesia son buenas, pero quizás también se podrían haber puesto las imágenes de las primeras leproserías que fueron abiertas por la Iglesia, o de las primeras instituciones que se ocuparon de las madres solteras( también la Iglesia) o las primeras instituciones que se ocuparon de gente con sida, o drogadictos, o marginados sociales, o los derechos de los pueblos indígenas, etc…. ¿ sabeis quien fue la primera institución que se ocupó de ellos? Pues la Iglesia, por tanto que se dejen de demagogia barata. La Iglesia como toda institución regida por hombres tienes luces y sombras, lo que es indignante es que solo saquemos lo malo y escondamos lo bueno. No estaría de más que el Gran Wyoming hiciese un estudio económico de lo que se ahorra el Estado con las asistencias sociales que realiza la Iglesia. Basta de engaños, merecemos una televisión y un Gobierno que no nos mienta

24 07 2007
pasaba por aquí

Tienes razón, no están todas las imágenes. Faltan las de Pio XII bendiciendo los stukas alemanes que luego bombardeaban a los pueblos de España y Europa. Faltan y faltarán las imágenes de los curas pederastas que nunca serán juzgados porque han comprado su enjuiciamiento para evitar la exposición ante los ciudadanos del mundo de comportamientos deleznables. Faltan, porque nunca se conocerán, los negocios de la secta del Opus Dei. Faltan…..
La Iglesia que tu describes es la que muchos cristianos y no cristianos quisieran tener; pero la Iglesia Real y dominante es la iglesia de Cañizares, de Rouco Varela, de Camino, de Benedicto y del Vaticano en general. Es esa la Iglesia que desprestigia y ahoga a la Iglesia de Enrique Castro (el cura de Vallecas) , a la de los curas sudamericanos defensores de la teoria de la liberalizaciónque , incluso a la de Tarancón y de Blázquez (al que le quedan cuatro días). Es la Iglesia integrista, dogmática y con deseos de poder fáctico y alineada con los principios ideológicos de la extrema derecha política y sin querer someterse a los principios constitucionales y democráticos que los ciudadanos hemos elegido libremente para este país que es España. Es la iglesia del cogotazo y del palo y tentetieso. Es la Iglesia de conmigo o contra mí.

Es por eso que no aceptan que los ciudadanos tengan el derecho a conocer los principios democráticos, constitucionales, de libertad y de tolerancia que se dan a conocer la asignatura de Educación para la Ciudadanía. ( sin que ello suponga compartir e identificarse con su contenido).

Y lo hacen de manera visceral y con el principio de que el fin justifica los medios.

Por cierto, el paradigma de la manipulación, crispación, mentiras, difamaciones y tergiversación lo tenemos diariamente, entre otros medios, en la COPE y el TELEMADRID.

Son modelos que alguna universidad en la que se imparte Ciencias de la Información esta tomando como ejemplo de lo que NO se puede NI se debe hacer.

Y como paradigma de gobierno que ha mentido y miente descarada y deliberadamente el del Sr. Aznar y Sr. Rajoy: Guera de Irak, Yakolev , Atentado del 11M, España se rompe, Entrega de Navarra, etc, etc…en realidad lo suyo fue y es una mentira continua.
Y al igual que la iglesia lo hacen de manera visceral y con el principio de que el fin justifica los medios.

25 07 2007
montesino

Veo muy interesantes tus comentarios, querido ” pasaba por aquí”. Deben aparecer todas las imágenes, yo no digo que no se pongan esas que dices tú, lo único que digo es que también se pueden poner las otras. A eso se le llama pluralismo, es decir que se ponen y exponen todas las ideas, no solo las que imperan en ese momento. Yo no defiendo a la Iglesia visceralmente o al menos lo hago con menos fuerza que la que empleas tú en tus ataques, lo que digo es que no podemos ser sectarios y debemos enseñar siempre las dos caras de la moneda, sobretodo para no engañar a la gente. No entraré a defender a la COPE, pues yo escucho Onda Cero, ni a Telemadrid, pues yo veo la “super objetiva”, Televisión Castilla- La Mancha. Imagino que tú la criticas porque la escuchas, ¿ o lo haces por que es lo políticamente correcto?. No critico, ni defiendo lo que no conozco, por lo tanto dejo las críticas para ti, que eres quien ves esa televisión y quien escucha esa cadena. En cuanto a Educación para la Ciudadanía, mantengo la misma oposición a que se enseñe obligatoriamente la religión. Yo al menos, me considero lo suficientemente “acto” para enseñar los valores morales que considero adecuados a mis hijos, me podré equivocar, pero como padre que soy , me asiste el derecho constitucional de educar a mis hijos en los valores morales o religiosos que crea adecuados. No quiero para mis hijos catecismo religioso en las aulas, pero tampoco quiero catecismo civil. Yo tengo confianza en que la sociedad y las familias están capacitadas para enseñar a sus hijos, no creo que tenga que ser el Estado quien nos diga qué hay que enseñar a nuestros hijos,ni como. Además, sería interesante que como demostración de tolerancia, pluralismo y diversidad social, … nos dejasen elegir a los padres. No me opongo a que se implante, sí me opongo a que sea obligatoria.

25 07 2007
pasaba por aquí

Nuevas formas de adoctrinamiento popular

La empresa municipal de autobuses de Murcia ¡obliga a sus pasajeros a escuchar la COPE u Onda Cero!
A.V.
La edición murciana del diario gratuito 20 Minutos ha informado sobre una iniciativa en la capital de Murcia que pondrá, sin duda, los pelos de punta a cualquier amante de la pluralidad informativa. La empresa municipal de transportes murciana, Latbus, impone a sus pasajeros y conductores escuchar la COPE y Onda Cero a lo largo de sus trayectos. Una nueva muestra del control de las conciencias –que nos recuerdan novelas como 1984 de George Orwell- que se da en alguno de los feudos populares, como es el caso de la capital murciana, en la comunidad presidida por Ramón Luis Valcárcel.
A los herederos sociológicos del franquismo no parece bastarles ya con el férreo control que ejercen sobre cadenas autonómicas como Canal 9 o Telemadrid; ahora, el adoctrinamiento continuará también en el transporte público. Al menos, eso demuestra este escabroso caso también denunciado por el periódico digital progresista murciano Vega Media Press.

Losantos, de desayuno

La noticia ha sido recogida con estupor por Vega Media Press, que ha lamentado cómo el poder mediático de la derecha extrema se va imponiendo en algunas comunidades autónomas y los predicadores Federico Jiménez Losantos y César Vidal van cogiendo más audiencia con la colaboración de empresas como Latbus, la misma que lleva y trae a los ciudadanos de la capital murciana todos los días al trabajo.

Escapar, imposible

Según contaba María Pellicer en 20 Minutos, la empresa municipal de transportes, Latbus, no ha querido dar rodeo alguno: “Ha tapado los radiocasetes con un panel y sólo se puede apagar o encender, pero no cambiar ni ajustar el volumen”. Una efectiva medida para evitar todo tipo de disidencia.

Gran Hermano te vigila

Según los conductores de los autobuses, “empezaron a hacerlo antes de las elecciones y sólo nos ponen la COPE , Onda Cero o una musical. (…). Los chóferes también se quejan de que el bloqueo de las radios lleva una alarma que alerta a la empresa de que se está manipulando.

¡La empresa lo reconoce!

Pero no es esta la visión exclusiva de unos conductores enojados: la propia empresa municipal reconoce que impone las emisoras: “Es para guardar una línea y esto ya lo hacen otras compañías. Se pone música y se van cambiando las emisoras. Lo hacemos para dar respuesta a las sugerencias de los viajeros que se han quejado por el volumen de la radio”. De este modo, con el objeto de regular el volumen de la radio, se habrían impuesto unas emisoras como obligatorias o fijas, que serían precisamente COPE y Onda Cero.

Protesta colectiva

Pero los conductores de Latbus no piensan ceder y dejar que la empresa les imponga las emisoras de esta denigrante forma. La plantilla ha acordado movilizarse y celebrará el “día del transitor”: todos los jueves se subirán con una radio para poner lo que quieran. “Sin molestar y no muy alto”.

Los conductores no imponen

Según afirman, “no tenemos problemas con los usuarios. Si alguna vez nos han dicho que apagáramos la radio, se ha apagado; si les gustaba la canción, el volumen se ha subido, y si pensaban que la llevábamos muy alta, se ha bajado. Siempre hablando y consensuando las cosas, no imponiendo”.

Losantos, “nuestro guía”

Algunos usuarios del transporte urbano consultados por Vega Media Press han tachado la medida municipal de “fascista”, mientras los más afines a la derecha política y mediática otros lo ven normal porque “la COPE es la mejor emisora y la que más se escucha”. Losantos “es nuestro guía y dice las verdades del barquero, por eso es bueno que la gente sepa de las mentiras de los socialistas”, dijo una mujer de mediana edad, M. Montoya, cuyas mañanas se han visto mejoradas por esta democrática medida.

26 07 2007
Vanessa

Hola a tod@s;

Por más que leo los contenidos y objetivos de esta asignatura no logro ver qué tanto preocupa a una parte de la población en esta materia. Por supuesto que los padres deben educar a sus hijos, totalmente de acuerdo; pero vayan a una clase de Educación Secundaria en cualquier centro (público o privado) y observen la educación que algunos padres dan a sus hijos/as (no todos, por supuesto): permiten que insulten a sus profesores/as (porque claro, algo le habrán hecho…), que se burlen de sus compañeros por cualquier mínima diferencia, que no respeten los recursos y materiales con los que trabajan en clase….
Encuentro muy necesaria esta asignatura (aunque seguro que existen puntos que se pueden mejorar), y creo que además se deben trabajar algunos de sus contenidos transversalmente (en otras materias).
Si desde la educación formal, los profesionales podemos contribuir a que los ciudadanos y ciudadanas jóvenes conozcan la diversidad cultural que existe en nuestro país, sean críticos, RESPETEN, y sobretodo sepan escuchar a los demás, ¿de qué manera se entorpece la educación que reciben de sus padres?.
Un saludo,
Vanessa

27 07 2007
Juan Ramón Navarro

Vanessa, totalmente de acuerdo contigo.

27 07 2007
Juan Ramón Navarro

Siguiendo con la coherencia de la Iglesia Católica y abundando en lo de sus modelos inserto aquí una carta de Juan Leal aparecida hoy en EL PAÍS.

“Iglesia Y Tribunales”

Leemos en el diario EL PAÍS del 25 de julio que la justicia condena a los obispos por investigar a una profesora. Al respecto se nos recuerda la sentencia del Tribunal Constitucional del pasado 22 de febrero, de acuerdo con la cual es normal que se exija a los profesores de religión que destaquen por “su recta doctrina y por el testimonio de su vida cristiana”.

Me pregunto si no habrá algún tribunal (divino o humano, preferentemente del segundo tipo, pues los tribunales del primer tipo son a largo plazo) que exija eso mismo al clero, con sus más altos dignatarios a la cabeza, y que los que no cumplan escrupulosamente esta norma sean expulsados con deshonor del seno de la Santa Madre Iglesia.

– ¿Sabéis si lo hay?…

30 07 2007
montesino

Noto que teneis una cierta fijación con la Iglesia cuando se habla de educación para la ciudadanía, empiezo a detectar un signo patológico de fobia, lo gracioso de todo es que posiblemente todos, o la mayoría estareis casados por la Iglesia, habreis bautizado a vuestros hijos, habrán hecho la comunión,… Vuelvo a repetir que lo de Educación para la Ciudadanía no es un tema de ser o no católico practicante, es un problema de ¿quien es el responsables de educar a los hijos en valores morales?. Yo lo que quiero es evitar que, al igual que hacen con los autobuses en Murcia, o al igual que hace la Iglesia adoctrinando a sus feligreses, no tengamos a gobiernos regionales y gobiernos centrales haciendo lo mismo. En cuanto a lo de la Iglesia vuelvo a repetir que lo que ahora es una manía, se puede convertir en una fobia que nos haga caer en una depresión. Debemos defender la asignatura porque sea buena, no porque pueda “joder” a los obispos. Vosotros dejar a la Iglesia que tiene otros problemas mayores y defendamos a la asignatura en función de otros parámetros, sino alguien acabará pensando que nos encontramos en una especie de “caza de brujas” en la cual las brujas a cazar son la Iglesia y todos sus adeptos. Por cierto, Vanessa, que seas profesional de la enseñanza no te hace más capacitada para enseñar valores a los niños. Por lo tanto los profesionales debeis enseñar valores de forma tranversal, porque ¿ acaso tus valores morales son mejores que los míos? ¿ acaso consideras que los padres no pueden educar a los hijos? ¿acaso consideras que es tarea de los profesores la formación en morales de los alumnos? Es una equivocación pensar esto, ya que la moral es algo muy privado que se vive en la sociedad, por lo tanto no creo que nadie deba invadir esa esfera que aunque se vive en el hecho social, sin embargo pertenece a la esfera privada, de hecho es un derecho constitucional que nadie está obligado a declarar sobre su confesión religiosa, política o moral.

31 07 2007
montesino

Por cierto, el comentario es muy demagógico, nadie expulsa con desonor a quien dando clase de religión no sigue la moral católica. Simplemente no se le renueva contrato y creo que es normal. Tú imaginate que quien da religión católica se convierte el budismo, ´¿ sería normal que siguiera impartiendo la asignatura? . Imagínate que el administrativo, y quien lleva el control de afiliados del PSOE,se hace del PP, ¿sería normal que siguiera en su puesto?. Pues es un ejemplo más o menos acercado a una asignatura para la cual se exigen una serie de requisitos, como profesar y practicar la fe católica.

2 08 2007
pasaba por aquí

Elplural.com analiza los libros de Educación para la Ciudadanía

1ª Lección: ¿Qué es Educación para la Ciudadanía?

ALBERTO GUTIÉRREZ MOLINERO

El libro de Educación para la Ciudadanía de la editorial SM no quemaba como pensé la primera vez que los tuve entre mis manos. Son tantos los que han satanizado la polémica asignatura que ha impulsado el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y que comenzará a impartirse a partir de septiembre, que realmente temí ser excomulgado por cometer tamaño sacrilegio.
Noticias relacionadas2ª lección: “La democracia es la forma más perfecta de organizar la convivencia”
Investigando sobre el tema se pueden encontrar toda clase de descalificaciones sobre la aún no nacida asignatura dentro de toda una campaña de desprestigio que ha hecho que llegara a temer a la malévola EdpC. Entre otras perlas se ha podido escuchar: “Promueve la homosexualidad y la educación afectiva sexual a edades muy tempranas”, “el manual del buen socialista”, “ideal de insecto”, “intrusión muy grave en materia moral”, recuerda “a sistemas totalitarios del pasado reciente”, “formación del espíritu progre”, disciplina de contenido específicamente ideológico”, “pretencioso y absurdo buenismo”, “instrumento de adoctrinamiento laicista”, “prueba inequívoca de cómo un Estado democrático se vuelve totalitario”…

El filósofo
Aún sin atreverme a abrirlo, encontré en la portada al autor del libro, José Antonio Marina, el que sin lugar a dudas debía ser el lucifer de tan malvadas páginas. Marina es filósofo y ensayista español, catedrático en filosofía y Honoris Causa por la Universidad Politécnica de Valencia; colabora en televisión, radio y en el periódico El Mundo. Ha estudiado mucho sobre inteligencia y educación y parece un experto en las innovaciones pedagógicas.

Primera unidad
Empecé a dudar. Esperaba que el libro lo escribiera Pedro Zerolo, José Blanco o el propio Llamazares. Aunque ya se sabe que los filósofos no son gente de fiar porque nunca responden una pregunta con claridad y suelen tener ideas subversivas, antiespañolas e incluso anticatólicas. Abrí el libro por la primera unidad: ¿Qué es la ciudadanía?

La felicidad
“La ciudadanía está muy relacionada con la felicidad. El tema de la felicidad interesa a todo el mundo. Todo lo que hacemos en la vida lo hacemos para ser felices. (…) Para alcanzar la felicidad es necesario vivir en sociedad, pero además la sociedad debe poner las condiciones para la vida feliz de sus individuos, de los ciudadanos”.

Tuve que leer el prólogo de la primera lección cuatro veces. Un libro que de lo primero que habla es de que la finalidad del ser humano es la felicidad, ¿Puede haber algo más satánico?

El contenido
Ya metidos dentro de la unidad, ésta trata sobre la necesidad de la “convivencia política” para alcanzar “el bien común”, que se alcanza por medio de las leyes y las instituciones tales como el Parlamento, el sistema judicial, el sistema educativo o las fuerzas de seguridad. Después habla del concepto de ciudadanía y de la sociedad como medio para alcanzar la felicidad. Una sociedad que es la “casa común” de todos y que debe promover valores como “el respeto” del otro, la no violencia, la justicia, la compasión y la solidaridad.

El debate
Los valores que se defienden en el primer capítulo parecen justificarse por sí mismos, pero puede ser que algún padre no quiera que su hijo se eduque en estos valores. Para estos padres, al final de la unidad, se propone un debate porque “conviene pensar en los demás, comparar nuestros argumentos con los de otras personas”.

El botellón
Por último, y antes de la página de ejercicios prácticos, el libro trata a fondo el tema del botellón bajo el título: “¿Por qué es un problema?”. Se aportan datos sociológicos, recortes de periódico, informaciones sanitarias y una última parte reflexiva donde se propone a los jóvenes estudiantes que se informen, reflexionen y que, por último, actúen en consecuencia.

Responsabilidad
Eso es lo que elplural.com quiere hacer con Educación para la Ciudadanía: estudiar con responsabilidad los manuales, reflexionar sobre su significado y actuar en consecuencia. Es responsabilidad de este periódico aportar su voz en este debate tan interesante para la opinión pública española.

20 08 2007
montesino

Hola querido foreros, perdón por mi ausencia, pero he estado de vacaciones y he descansado del todo. Quiero poner algunas cosas para que las leais al respecto.
“Retroceso a la condición de ovejas”

Pedro-Juan Viladrich.-

Lo que jaleó Zapatero en la convención de las Juventudes Socialistas es decepcionante. Me refiero a aquello de que el Parlamento es la suprema fuente del bien y del mal. Dos mil quinientos años de civilización occidental en lucha por la libertad y los derechos de la persona, contra todo tipo de tiranos y déspotas, parece que no han servido para nada.
Ni siquiera las brutales experiencias recientes: los parlamentos nazis y sus masas jaleadas; los parlamentos de las dictaduras comunistas, que cínicamente llamaban democracias populares. Eso de que ninguna fe puede oponerse a la soberanía popular es puro retroceso a la ley del más fuerte, a la ley de quien en cada momento controla el poder político, es decir, manda en política. La fe, que mienta Zapatero, no es un sindicato de curas, ni una estructura de poder eclesiástico. Eso son tópicos para la manada. El término “fe” no es sólo el contenido de una creencia religiosa, sino, sobre todo y mucho antes, el espacio interior donde cada persona puede conocer por sí misma la verdad, la bondad, la belleza y a Dios y tomar por sí misma las decisiones personales sobre estas grandes cuestiones, que son el fondo del sentido del lograr vivir como hombres y no como ovejas asustadas por el perro y el palo del pastor. La “fe”, pues, alude al ámbito de la conciencia de cada persona singular. Un ámbito personalísimo, que ningún poder político humano, ni civil ni religioso, nos concedió. Un ámbito interior que es propiedad innata, donde se asienta nuestro íntimo sentido del bien y del mal, donde arraiga nuestra profunda libertad de pensamiento y creencias, donde encontramos el sentido de nuestro honor y donde resuenan sus exigencias de comportamiento responsable. Ésta es nuestra intimidad moral, la sede de nuestra conciencia. Este ámbito y su ejercicio son sagrados. Su reconocimiento y respeto, la clave de bóveda de todo el avance humanista de la civilización occidental. Ésta es la lección de Sócrates frente a los sofistas y jueces inicuos de su tiempo y de todos los tiempos.

Vamos, que si hacemos caso al retrógrado de Zapatero, nos tenemos que creer que Carod-Rovira y Llamazares y Montilla -cuando se juntan en mayoría parlamentaria- son la fuente de la verdad, la bondad, la belleza… o pueden decirme que tengo que creer o no sobre Dios. Y sean éstos políticos, que todos conocemos, o los que los sustituyan en cada legislatura, es perfectamente intolerable que ‘ellos’ -tan limitados, defectuosos, miserables y pecadores, por humanos, como cualquiera de nosotros- mediante sus ‘consensos y leyes’ me impongan qué debo tener por verdad y por bondad, me castren mi conciencia personal y me la sustituyan por la ‘conciencia colectiva’ del rebaño que ‘ellos’, por supuesto, comandan. Menuda aqua calda, invento del antiguo TBO, lo del consenso de los políticos, vestido de unánime soberanía del mítico pueblo, como fuente de la justicia y la realidad. Quizá les suene a chino mandarín la tragedia de Antígona, que por seguir los mandatos de su conciencia moral y de su sentido natural de la justicia dio sepultura a su hermano en contra de la prohibición impuesta por la ley política o Derecho positivo del tirano Creonte, cuyos sofistas argumentos, ya entonces, eran los mismos que los de Zapatero.
Para mayor desgracia, nuestros nuevos déspotas no son ilustrados. También desconocen nuestro Siglo de Oro. Estos nuevos déspotas creen que el horizonte político es el único y definitivo paisaje del ser humano. No quieren personas libres. Buscan súbditos domesticados. Eppure, como les diría Galileo, no todo en mí se reduce a la categoría de ‘ciudadano’. Antes soy más profundo, y además soy persona.
Ésta es la gran distinción que late, por ejemplo, en el famoso parlamento que Calderón de la Barca pone en boca del “hombre corriente”, el alcalde de Zalamea, Pedro Crespo, cuando le dice al Rey -es decir, a cualquier Zapatero de ayer y de siempre-: “al Rey la hacienda y la vida se ha de dar; pero el honor es patrimonio del alma, y el alma sólo es de Dios”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: