Cuatro miembros de una familia se envenenan con amanita faloides, la seta más letal

2 11 2010

Leído en:

http://www.lanzadigital.com/actualidad/cuatro_miembros_de_una_familia_se_envenenan_con_amanita_faloides_la_seta_mas_letal-16957.html

El Torno

01/11/2010 – 20:48

Bélen Rodríguez / Ciudad Real

La afición por la micología de una familia originaria de Puertollano afincada en El Torno ha terminado en tragedia, hasta el punto de que el padre, de 77 años, ha muerto envenenado; su mujer de 57 años y su hijo de 32 están graves hospitalizados en Madrid y un cuñado de 61 años, hermano de la mujer, está ingresado en la UCI del Hospital General de Ciudad Real también grave por ingerir la letal amanita faloides, la seta más peligrosa que se puede encontrar en España, según confirmaron el lunes a este periódico fuentes del Sescam.

El miércoles pasado el grupo familiar fue al campo, a las afueras del pueblo, a recoger setas que consumieron esa misma noche. El jueves por la mañana hubo que ingresarlos a todos: el padre con diagnóstico “de extrema gravedad” y el resto de la familia en estado “grave”. El padre murió el viernes y el cuadro de los otros tres intoxicados sigue siendo grave, de hecho el cuñado está en la UCI y a la madre y al hijo ha habido que trasladarlos para darles una atención más especializada.

Lo terrible del caso según Antonio García, el alcalde de esta EATIM (Entidad de Ámbito Territorial Inferior al Municipio) vinculada a Porzuna, es que un vecino suyo, de la misma calle en la que se habían instalado hace sólo un año, les advirtió al verles llegar con la carga: “‘Lleváis dos tipos de setas que son comestibles pero la otra no’, al parecer le hicieron caso y cocinaron todas”, explica el primer edil de un pueblo de unos ciento cincuenta habitantes y con un excelente terreno para setas, muy afectado por lo ocurrido.

Antonio García, que en los veinticinco años que lleva de alcalde no recuerda ningún caso parecido a éste, explica que en El Torno y en toda esa comarca del entorno de Porzuna, Cabañeros y los Montes de Toledo, hay mucha gente aficionada a las setas, “aquí lo más se suele recolectar son los níscalos, hay bastantes zonas de pinares, donde se cría esta especie, los conoce casi todo el mundo. Aparte de eso luego está quien coge todo tipo de setas y es muy atrevida. Yo jamás me comería un hongo que no conozco, como parece que ha sido el caso”, dice.

Al no ser naturales de El Torno García no conocía muy bien al grupo familiar, “con el padre me he cruzado en el bar muchas mañanas y el hijo estuvo trabajando en los planes de empleo, pero no sé si eran muy aficionados a las setas o no, me he tratado poco con ellos”.

Al parecer los primeros auxilios médicos se los prestaron en el centro médico comarcal, al matrimonio lo recogió una ambulancia y al hijo y al cuñado los llevó un vecino a Ciudad Real el mismo jueves por la mañana.  Tanto el matrimonio y el hijo como el hermano llevaban un año empadronados en El Torno. García dice que no sabe muy bien que efecto tendrá lo sucedido, “posiblemente de escarmiento para otros. Hay hongos que son muy peligrosos, creemos que los conocemos, pero no”.

Setas que no se conocen…
Manolo Hondarza, un gran aficionado a las setas de Fernán Caballero, afición en la que según dice lo introdujo hace más de cuarenta años su padre tiene claro lo primero que debe hacer un recolector de setas: “No coger la que no conozcas”. Posiblemente si se siguiera ese consejo básico no pasarían los casos que año tras año se producen por intoxicaciones graves o incluso muertes como ésta de El Torno.

Hondarza, que sale cada año en temporada a recoger setas siempre con su cesta, asegura que no comete el error de mezclar los hongos. “Cuando voy a por setas de pino me dedico a ellas, otras veces salgo a por las de chopo o de cardo, no me gusta mezclarlas”.
Aunque conocedor de las variedades Hondarza no se considera un experto y siempre que recoge setas sobre las que tiene dudas investiga y consulta en las guías micológicas que tiene. Y “nunca, nunca, consume algo que desconoce”, insiste.

También dice que el único método que vale para ver si una seta es venenosa o no es comprobarlo primero observando sus características, “no valen esos métodos de darselas al gato para ver como reacciona, puede que al animal no le haga efecto; tampoco lo de probarlas en crudo, ni lo de la cuchara de plata…”
De la amanita faloides, muy común en el campo, asegura que a veces se puede confundir con el champiñón.

Una seta mortífera
Por su elevada toxicidad y la relativa abundancia en los bosques, la ‘amanita phalloides’ es la seta más peligrosa, causante de la mayoría de las intoxicaciones mortales en España, según todas las guías de micología.
Tiene una forma típica de seta, un porte airoso, un pie esbelto con anillo de color blanco, el sombrero centrado luciendo un color verde oliváceo, aunque muchas veces tiende hacia el amarillo, encontrándose ejemplares blanquecinos. Las láminas son blancas pudiendo tener reflejos verdosos.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: