«AFINADOR» DE CENCERROS

14 01 2012

Julián Acedo, que fue cabrero durante 7 años en Fontanarejo, es un experto en “alambrar” esquilas para lograr que suenen bien.

 «La clave para arreglar un cencerro roto está en tener mucho oído y maña», dice Julián

Justo Muñoz

A sus 90 años de edad, que cumple hoy, Julián Acedo Fuentes es un archivo viviente que guarda en su lúcida memoria costumbres, habilidades y experiencias ganaderas y rurales que tienen su apartado más peculiar en el hecho de haberse convertido en uno de los pocos “afinadores” de cencerros que deben quedar. Este hombre, de aspecto cordial y reservado, es un gran conversador cuando cuenta su peculiar oficio con detalle y precisión. Natural de Fuenlabrada de Los Montes (Badajoz) vive desde hace muchos años en Alcoba y antes también fue cabrero en Fontanarejo durante siete años. Nunca asistió a clase aunque, conversando con él, se nota que fue un alumno aplicado en “la escuela de la vida” en la que aprendió desde pequeñito a ser una persona cabal, a guardar el ganado y, a la vez, a esmerarse desde tan tierna infancia en practicar una labor tan desconocida como peculiar: alambrar cencerros y esquilas para que suenen bien, además de elaborar badajos con madera de encina.

Un rejón de acero, un trozo de corcho, un pequeño martillo, una sierra y un diminuto torno son las herramientas que, junto con mucha paciencia, utiliza este alcobeño para lograr que los cencerros toquen nítida y sonoramente. «Aprendí esta tarea desde muy chiquitito cuando estaba con las cabras que tenía mi padre en el monte. Me lo enseñó un señor de mi pueblo y , poco a poco, fui aprendiendo y luego perfeccionado  esta habilidad que consiste, fundamentalmente, en tener mucho oído y “maña” para lograr que los cencerros abollados, resquebrajados o rotos vuelvan a sonar con nitidez», comenta Julián mientras va mostrando sus habilidades a la hora de recortar un enorme cencerro que estaba resquebrajado o ir dando pequeños golpes con el martillo a otro para lograr el sonido exacto.

A Julián le traen cencerros para arreglarlos de muchas poblaciones de la comarca. Se trata de ganaderos de cabras fundamentalmente, aunque también de ovejas, a quienes se les rompen o resquebrajan los cencerros y esquilas. «Cuando un cencerro está rajado, entonces cerdea. Yo les voy dando poco a poco con el martillo hasta lograr un sonido u otro. Hay ganaderos que prefieren un tono determinado con el fin de que su rebaño se sepa por donde va por el monte nada más escuchar los sonidos. Y si alguno presenta agujeros, entonces se les hecha un poco de estaño, y esto me lo hacen en la fragua. Después yo ya me encargo de ir “alambrando” el cencerro hasta lograr  que suene perfectamente˝, comenta este nonagenario que tiene cinco hijos, 11 nietos y tres bisnietos.

Badajos

Otra de las habilidades de Julián es la elaboración de badajos para los cencerros. «Los hago de encina, que es la mejor madera para este tipo de artilugios, pues es muy dura, resiste muy bien el agua y no se pudre. Una vez seleccionado el trozo, voy limando poco a poco la madera hasta lograr la forma del badajo, más ancho de una parte que de otra y con un agujero para engancharlo al cencerro y que haga su función sonora», explica Julián mientras muestra tres ejemplares de distinto tamaño recién hechos con una perfección envidiable y listos para instalarlos.

Una de las cosas que más echa en falta es no haber podido aprender a leer y a escribir. «Yo no pude ir nunca a la escuela porque estaba siempre con el ganado desde muy niño. Por eso yo he procurado que mis cinco hijos no falten ni un día al colegio para que se puedan defender en la vida», dice Julián en presencia de su esposa, Emiliana Lucas Milara, de 87 años; y de su hija  Isabel que es la única de los cinco que vive en Alcoba de Los Montes. Ambas dan fe y aseguran que Julián, el «afinador de cencerros», hace vida normal, come de casi todo y suele ir a la compra, pues, según atestiguan, «se maneja fonomenalmente con el euro».


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: