DECIMOCUARTA “CARROLA”: AURORA Y OCASO DE UN FAUSTO DÍA

1 06 2017

La familia de don Miguel Crespo Baena, ilustre y estimado maestro, asiste al anual encuentro de la “Carrola”.

 

Un brumoso orto del veintisiete  de mayo auguraba día tormentoso.  El presagio se difuminó conforme avanzaban las horas, dando paso a una espléndida jornada.

Otro año más, y van catorce,  la Asociación Amigos de las Luminarias cumplió con el ritual celebrando el encuentro donde la degustación de la gastronomía autóctona y el debate tertuliano  se funden enriqueciendo a los asistentes.

Este año los invitados han sido los familiares de don Miguel Crespo Baena, recordado maestro en Fontanarejo de los Montes, porque como decimos aquí: “Dejó buen rastrojo”. Compartimos mesa y tertulia con su esposa, la fontanarejeña, Elisa Fernández Sánchez, sus hijos Carmen y Martín Ángel, también fontanarejeños, y otros familiares.

El escenario tuvo lugar en la dehesa boyal, en el paraje denominado “Cañá la Laguna”. Comenzamos la reunión con un brindis, por Fontanarejo de los Montes y por su pueblo Fernán-Núñez, auspiciado por Pedro, yerno, de don Miguel. Para ello nos sirvió un vino típico de la Campiña Cordobesa envasado en botellas personalizadas y que bebimos en copas igualmente personalizadas con un diseño alusivo al encuentro. Un detalle que le agradecimos por su gentileza. El ágape consistió en una deliciosa caldereta de chivo acompañada del respectivo “revientalobos”. Todo ello, como siempre, realizado con excelente maestría por Ceferino Muñoz. A los postres degustamos dulces variados, destacando una tarta típica de Fernán-Núñez.

Tras la comida, comenzó una animada e interesante tertulia donde Elisa y sus hijos evocando recuerdos nos comentaron cómo llegó don Miguel a nuestro pueblo. Corría octubre de 1946 cuando salió de su pueblo natal Fernán-Núñez con destino Fontanarejo de los Montes. El  viaje fue una odisea. Una vez que llegó a Ciudad Real por tren, viajó en camión por carretera en su mayor parte de tierra hasta Alcoba de los Montes y de aquí partió hacia Fontanarejo de los Montes en una mula por caminos y veredas  a través de sierras. Cuando llegó a su destino, escribió una carta a su madre donde le decía que aguantaría hasta Navidad pues anhelaba volver a su tierra. También le hablaba, en la referida carta, sobre las gentes de este pueblo como personas buenas y amables, muy sencillas, pobres y generosas. Permaneció en Fontanarejo de los Montes hasta 1957. Aquí conoció a Elisa con quien se casó en 1949 creando una familia.

Algunos de los asistentes a la tertulia fueron alumnos suyos y todos le recuerdan con cariño y como un maestro ejemplar.

Don Miguel siguió el magisterio en su pueblo natal Fernán-Núñez, pero nunca perdió la relación con Fontanarejo de los Montes donde tenía su familia política. Las visitas eran difíciles por las deficiencias en el transporte. El viaje duraba dos días desde Fernán-Núñez a nuestro pueblo. Pese a estos inconvenientes, mantuvieron vínculos permanentes que a lo largo de los años se han incrementado con los habituales encuentros entre amigos de ambos pueblos.

Tras la tertulia, a los huéspedes se les impuso el pañuelo verde, símbolo de las ancestrales Luminarias, y se les entregó un pergamino con la historia de nuestro lugar. Acto seguido, los agasajados firmaron en el libro de honor de la tertulia la “Carrola”.

En horario vespertino, recorrimos algunos parajes de la dehesa: el Cerrillo Alto, el Soto y la “Cañá Primera” deleitándonos con tan singular paisaje y de la diversidad de su flora.

Al  ocaso del día degustamos una parrillada de chuletas acompañadas de buen vino y animada conversación con nuestros distinguidos invitados y en especial la Tía Elisa, nonagenaria, en plenas facultades y a la que todos admiramos. Nos aguantó hasta el final de la noche. Nos despedimos gozosos de haber pasado un día afortunado.

Juan Manuel Gómez Fernández

IMG_8565
Pincha aquí para ver todas las fotos





CALDERETA EN LA DEHESA

18 06 2016

La tertulia “La Carrola”, como viene siendo habitual por estas fechas, celebró su encuentro anual, ésta era la decimotercera edición, en torno a una caldereta de “chivo” en la que no puede faltar el típico “revientelobos” en la dehesa boyal de Fontanarejo. Tampoco faltaron para los postres dulces elaborados por algunas de las comensales, quienes pusieron todo el empeño porque resultasen del agrado de todos, como así fue.

En esta ocasión nuestros invitados fueron Pepi Zúñiga Gascón, de Navalpino, y su esposo Rafael Galán de la Flor,  de Valverde, quienes bien por procedencia o  por su trabajo han estado vinculados con la zona de Los Montes.

A los postres como viene siendo habitual se entabló la correspondiente tertulia con nuestros invitados en la que nos hicieron un recorrido por su participación activa para que el “campo de tiro” que el gobierno de turno tenía previsto ubicar en la finca “El Salobralejo” de Anchuras no se llevara a cabo. Rafael comentó como en una asamblea de  los vecinos de Anchuras, de forma espontánea, prácticamente todos estuvieron de acuerdo en llevar su oposición a la medida hasta donde fuera necesario y aunque recibieron muchas presiones desde diferentes ámbitos, tanto del poder gubernamental como de otros poderes fácticos, fueron capaces, con la unión de todos, de resistir y hoy treinta años después el campo de tiro no existe en este lugar.

También se habló del interés de ambos por el medio ambiente y del libro del que Rafael es coautor y que versa sobre la flora y la fauna en la provincia de Ciudad Real, que será presentado en breve.

 A la caída de la tarde hicimos un pequeño recorrido por diferentes  parajes de la dehesa, cerca del “soto” pudimos contemplar el brocal que antiguamente se encontraba en el pozo que había  junto a” la fuente vieja”  y en el que se puede observar una inscripción que bien podía ser la de la fecha de su elaboración, en este recorrido también nos encontramos con dos mestos (árbol híbrido entre encina y quejigo) ambos dignos de ser protegidos por la escasez de su especie.

La velada, dado que ya nos encontrábamos en el mes de junio y no se podía hacer fuego en el campo la terminamos con una parrillada de chuletas en un domicilio particular en el pueblo.

 
IMG_5953 IMG_20160604_143843

IMG_20160604_141844 IMG_20160604_142033 (2)

IMG_20160604_150518 IMG_20160604_165540

IMG_20160604_165606 IMG_5952

IMG_20160604_180734 IMG_5947

IMG_5950 IMG_5951

IMG_5954 IMG_5955

IMG_20160604_202817//embedr.flickr.com/assets/client-code.js





“CARROLA” EN LA DEHESA BOYAL CON FÉLIX FERNÁNDEZ MUÑOZ Y SU FAMILIA

6 06 2015

 Álbum del encuentro, todas las fotos: https://flic.kr/s/aHskcRHBKr

Los invitados firmaron en el libro de honor y recibieron el pañuelo verde y el sombrero de la asociación “Amigos de las Luminarias”

Nuestro paisano Félix Fernández Muñoz, acompañado por su esposa , Pilar Campos Ortega; y por otros miembros de su familia más directa como sus hijos, nieto, yerno etc., fueron los invitados de honor a «La Carrola» que celebramos hace unos días en la dehesa boyal de nuestro pueblo y en la que, entre otras cosas, nos comimos una exquisita caldereta, acompañada del típico “revientalobos”. El escenario del encuentro fue la “Cañá la Laguna” y el cocinero de tan típicos platos fue, como cada año, Ceferino Muñoz, que bordó los guisos, condimentos y aderezos correspondientes. En agradecimiento por su buen hacer culinario más autóctono, Ceferio recibió una foto dedicada en al que se le ve guisando una caldereta. A los postres degustamos unos riquísimos dulces entre ellos una buenísima tarta, elaborada por Adela Arias, que llevaba inscrito en dulce el número doce, que son los 12 años ininterrumpidos que se lleva celebrando este encuentro gastronómico a finales de cada mes de mayo.

Ya en la sobremesa disfrutamos de una interesante tertulia en la que Felix Fernández hizo un recorrido por su vida y también resumió muy bien su larga trayectoria profesional hasta su reciente jubilación. Inició sus recuerdos con su niñez y adolescencia en Fontanrarejo, siguiendo por su estancia en el colegio Salesianos de Ciudad Real, los primeros pasos profesionales, la creación de su empresa dedicada, fundamentalmente, al mundo de las máquinas de escribir, las fotocopiadoras y, posteriormente al mundo de la informática. No faltaron los recuerdos al entrañable “cine Rialto” que impulsó su familia en nuestro pueblo en los años cincuenta y que se ubicaba en un local de la Plaza Chica. Tiempos aquéllos de pantalla grande en blanco y negro, de carteleras, de gramolas y, sobre todo, de un Fontanarejo en el que funcionaban, además del cine, dos hornos, dos fraguas, un lavadero público, dos molinos harineros etc. etc. También hubo recuerdos a las dos escuelas unitarias, una para los niños y otra para las niñas, en las que se impartía clase en nuestro pueblo y en las que ejerció como recordado maestro durante 14 años D. Antonio Pascual Colás, que asistió también al encuentro.

Tras un brindis que concluyó con un !Viva Fontanarejo!, !Vivan Las Luminarias!; Felix y sus familiares firmaron en el libro de honor de la tertulia “La Carrola” y recibieron un sombrero y un pañuelo verde significativos de nuestra fiesta más costumbrista que son el encendido de las lumbres de romero verde cada 30 de abril al atardecer. Aprovechamos también felicitar a una de sus hijas que, casualmente, cumplía los años ese día y con la que también brindamos deseándola muchas felicidades.

Ya casi al atardecer, y como viene siendo costumbre cada año, miembros de la tertulia “La Carrola” y los invitados que decidieron sumarse al grupo giraron una interesante ruta por los parajes, cañadas, cerrillos, trochas, veredas y rincones como las “cañás”, el Chozo de las Tapias, el Cerrillo Alto, el arroyo de la Canaleja, El “Collao Obscuro” . Nos hicimos una foto todos juntos en la llamada “Peña de los pobretones” que tiene una larga y curiosa historia en tiempos pretéritos.

La jornada festiva terminó, ya bien entrada la noche, con una degustación de chuletas, que estaban exquisitas, y con una prolongación de la tertulia y de los recuerdos con los invitados.

Con estos encuentros culinario-festivos, se trata de impulsar jornadas en las que se comparta mesa y tertulia y que sirvan por un lado para el disfrute de la gastronomía más autóctona y por otro para fomentar la cultura del diálogo, el debate, la charla y la amistad con invitados que, en algunas ocasiones, estuvieron en nuestro pueblo por circunstancias profesionales, laborales o personales; y en otras se trata de paisanos ausentes o que viven en el pueblo.

Por la tertulia «La Carrola» han pasado durante estos últimos años, entre otros invitados, el historiador e investigador José Ignacio Tellechea Idígoras, autor de numerosos libros y amigo personal del Papa Juan XXIII; Ernesto de Nova Sánchez, jefe de Urología del Hospital General de Elche y médico en Fontanarejo en los años setenta; Carlos Corella Anaya, alcalde de Fontanarejo desde el año 1991 hasta 1995, Tomás Villar, actual Vicario General de la Diócesis de Ciudad Real y sacerdote en Fontanarejo en los años setenta; Jesús Sánchez Valiente, que fuera cura en Fontanarejo entre los años 1967-1971 y actual profesor en Sevilla; Antonio Sánchez Cencerrado, que ejerció como maestro en nuestro pueblo entre los años 1964 a 1968; Ángel de la Cuesta Gómez, hijo de doña Pilar Gómez Quinzaños que fue maestra en Fontanarejo desde 1946 a 1966, José María García Muñoz, exsacerdote que fue cura párroco en nuestro pueblo en los años sesenta; el abogado Miguel Muga Madrid y su esposa que asistieron el pasado año; y Félix Fernández Muñoz y su familia que nos han acompañado este año en este ya tradicional encuentro en el que la gastronomía más autóctona y el paisanaje marcan la hoja de ruta de la jornada.

J. Muñoz
P1020276-r

P1020279-r

P1020293-r

P1020303-r

P1020310-r

P1020311-r

P1020314-r

P1020326-r

P1020334-r

P1020337-r

P1020339-r

P1020351-r

P1020363-r

P1020367-r

la foto(1)

P1020374-r

P1020383-r

P1020393-r

P1020397-r

P1020416-r

P1020421-r

la foto

P1020478-r

P1020481-ro

P1020483-ro

P1020496-r

P1020510-r





EL ABOGADO MIGUEL MUGA Y SU ESPOSA MARIVÍ LEDO ASISTEN COMO INVITADOS A “LA CARROLA” EN LA DEHESA

4 06 2014

 

Todo el album:

DSC07607-R

 

EL ABOGADO MIGUEL MUGA Y SU ESPOSA MARIVÍ LEDO ASISTEN COMO INVITADOS A “LA CARROLA” EN LA DEHESA

El abogado Miguel Muga Madrid, que vivió su infancia y adolescencia en Fontanarejo; junto a su esposa Mariví Ledo Martín fueron los invitados de honor a «La Carrola», que se celebró hace unos días en la “cañá La Laguna” en la Dehesa boyal de nuestro pueblo. Ambos, junto con un grupo de paisanos fontanarejeños degustamos una deliciosa caldereta, con carne de “chivo”, acompañada del típico «revientalobos”, todo ello excelentemente guisado y condimentado, a la vieja usanza, por Ceferino Muñoz. A los postres se sirvieron unos extraordinarios dulces entre ellos una deliciosa tarta, elaborada por Adela Arias, que reflejaba y celebraba los once años ininterrumpidos que lleva celebrándose este encuentro gastronómico a finales de cada mes de mayo. Adela recibió, tras este detalle repostero, una fotografía enmarcada en la que aparece, con otras 68 niñas, junto a doña Pilar Gómez la maestra de Fontanarejo por aquél entonces, allá por los años sesenta.
En la sobremesa se desarrolló una interesante tertulia en la que Miguel Muga habló de los gratos recuerdos que alberga de Fontanarejo y de sus vecinos, así como los que guardaban sus padres, ya fallecidos, José, quien decía que nunca se sintió forastero en nuestro pueblo; y Pepa; así como su hermana Benita. Miguel y Mariví firmaron en el libro de honor de la tertulia «La Carrola» en el que plasmaron su gran estima por Fontanarejo. A ambos se les entregó el pañuelo verde con el lema…”Luminarias de Fontanarejo”.
Al final de la tarde, y como ya viene siendo habitual, miembros de la tertulia “La Carrola” y los invitados que decidieron sumarse al grupo giraron una interesante ruta por los parajes, cañadas, cerrillos, trochas y veredas del inmenso chaparral que es la Dehesa en medio de las gamonitas, los lirios silvestres, el almaraduz, los tomillos, las chaparras, las jaras etc. que salpican el paisaje en rincones como las “cañás”, el Chozo de las Tapias, el Cerrillo Alto, el arroyo de la Canaleja, El “Collao Obscuro” etc.
La jornada festiva terminó, ya bien entrada la noche, con una degustación de chuletas de cordero y cánticos de jotas y canciones de antaño.
Con estos encuentros culinario-festivos, se trata de impulsar jornadas en las que se comparta mesa y tertulia y que sirvan por un lado para el disfrute de la gastronomía más autóctona y por otro para fomentar la cultura del diálogo, el debate, la charla y la amistad con invitados que, en algunas ocasiones, estuvieron en nuestro pueblo por circunstancias profesionales, laborales o personales; y en otras se trata de paisanos ausentes o que viven en el pueblo.
Por la tertulia «La Carrola» han pasado durante estos últimos años, entre otros invitados, el historiador e investigador José Ignacio Tellechea Idígoras, autor de numerosos libros y amigo personal del Papa Juan XXIII; Ernesto de Nova Sánchez, jefe de Urología del Hospital General de Elche y médico en Fontanarejo en los años setenta; Carlos Corella Anaya, alcalde de Fontanarejo desde el año 1991 hasta 1995, Tomás Villar, actual Vicario General de la Diócesis de Ciudad Real y sacerdote en Fontanarejo en los años setenta; Jesús Sánchez Valiente, que fuera cura en Fontanarejo entre los años 1967-1971 y actual profesor en Sevilla; Antonio Sánchez Cencerrado, que ejerció como maestro en nuestro pueblo entre los años 1964 a 1968; Ángel de la Cuesta Gómez, hijo de doña Pilar Gómez Quinzaños que fue maestra en Fontanarejo desde 1946 a 1966, José María García Muñoz, exsacerdote que fue cura párroco en nuestro pueblo en los años sesenta; los nuevos miembros de la “Asociación Amigos de las Luminarias de Fontanarejo” que se incorporaron el pasado año y el abogado Miguel Muga y su esposa que han asistido a este último encuentro.

 

 

 

 








A %d blogueros les gusta esto: