MADROÑOS, PAISAJE Y CABRIOS EN FONTANAREJO

19 12 2016

LAS “MADROÑAS”, DE LAS QUE SE SACABAN ANTAÑO LOS TRADICIONALES CABRIOS PARA LAS TECHUMBRES, PRESENTAN UN SINGULAR COLOR ROJIZO CON SUS INCONFUNDIBLES FRUTOS

 

Los madroños, con su inconfundible color rojo cuando están maduros, son los protagonistas del paisaje fontanarejeño durante estas últimas semanas y estos días otoñales en vísperas, ya, del invierno. Numerosos rincones en barrancos, valles, montes, cuerdas, trochas, morros y veredas de nuestro pueblo presentan un precioso aspecto rojizo que es especialmente intenso en alguno de los parajes donde más abunda este arbusto. Hay que recordar que en nuestro término municipal hay incluso un paraje que se denomina la Madroña.  Pero también se pueden ver zonas salpicadas por esta planta en zonas como las Camachas, los Chapiteles, la Graja, los Barranquillos, Valdeja, los Valles   etc. etc.

El fruto, que se denomina igual que el árbol caracterizado por sus típicas ramas de color verde obscuro, tiene un singular sabor áspero y muy dulce cuando está en sazón. También los pájaros y numerosos animales buscan los madroños caídos al suelo para comérselos.

Por otro lado, de los árboles,  que en Fontanarejo llamamos “madroñas”,  se obtenían antaño los denominados cabrios para cubrir los techos de las casas, de los corrales, de los voladizos etc. La Real Academia define así el cabrio:” En la construcción tradicional, madero colocado paralelamente a los pares de una armadura de tejado para recibir el tablazón”.

Era frecuente que, tiempo atrás, los fontanarejeños acudieran a las zonas donde había más “madroñas” para cortar las ramas que estaban más sanas y presentaban menos curvas. De ellas salían los utilísimos cabrios que se tallaban con el hacha y la azuela para “afilar” con esmero cada una de las puntas para que asentaran mejor sobre la techumbre. No hay nada más que entrar en cualquier casa antigua del pueblo para comprobar cómo, entre viga y viga, los techos están repletos de cabrios alineados y cubiertos de barro sobre los que se colocaban las tejas, que frecuentemente salían de los tejares artesanales que funcionaron, tiempo atrás, en Fontanarejo.

Por último, un dato curioso: algún fontanarejeño, que conoció  aquellos métodos tan tradicionales a la hora de construir, asegura que “el mejor tiempo para cortar las ramas y elaborar los cabrios era cuando estaba la luna en cuarto menguante y la madroña ya había dado sus frutos, de esta forma la madera salía mucho más dura y no se apolillaba”. Es decir, cuando la luna y la madroña  estaban “muertas”. Dicho queda.

Vaya para terminar, y ya que estamos en víspera de las fiestas navideñas, esta letra de un conocido villancico que tiene que ver con el singular fruto del que estamos hablando y que dice así: “Madroños al niño no le demos más/ 
que con los madroños se va a emborrachar”.

 

FELICES PASCUAS Y UN PRÓSPERO AÑO NUEVO 2017.

 

 Justo Muñoz

Madroños en diciembre de 2016

Pincha en la foto para ver el resto del álbum





Programa del Ayuntamiento para “Las Luminarias 2016”

23 04 2016

1 2

3

4

5

7

6 8





Los madroños marcan el paisaje prenavideño de Fontanarejo

10 12 2013

 

 

El color rojo de los madroños salpica estos días muchos rincones y parajes de nuestro pueblo, ofreciendo un peculiar y atractivo colorido para los vecinos y para los visitantes que salen al campo. Durante el pasado “puente” de la Constitución y de la Inmaculada, en los que el sol ha brillado con intensidad en las horas centrales del día y el frío se hacía notar fuerte durante la noche, daba gusto pasear por muchos lugares del término municipal fontanarejeño en los que las verdes madroñas estaban “cargadas” de un fruto que colorea y que marca el típico paisaje en muchos montes, trochas, morros, cuerdas, barrancos y valles de Fontanarejo en estas fechas ya prenavideñas. Los Arroyuelos, las Camachas, Los Chapiteles, La Graja, Los Barranquillos, Valdeja, Los Valles  etc. etc. presentan en muchos de sus tramos una estampa muy plástica, ideal para la fotografía, con el inconfundible color rojizo de los madroños ya maduros y del amarillento en los menos sazonados. Hay que recordar, por otro lado, que en nuestro pueblo hay hasta un paraje conocido como “La Madroña”. Por algo será.

J.Muñoz





Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011

11 05 2011

Impresionaba, como estaba de bonito el campo en este puente de las Luminarias de 2011. Miles o millones, yo que sé, de flores de jara y de otras muchas especies.

Presentación:

http://www.flickr.com/photos/rnavar1952/sets/72157626575510139/show/

Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011
Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011
Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011
Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011Primavera en Fontanarejo en puente de las luminarias de 2011

Añado estas fotos de primavera que me ha enviado Justo





Cuatro miembros de una familia se envenenan con amanita faloides, la seta más letal

2 11 2010

Leído en:

http://www.lanzadigital.com/actualidad/cuatro_miembros_de_una_familia_se_envenenan_con_amanita_faloides_la_seta_mas_letal-16957.html

El Torno

01/11/2010 – 20:48

Bélen Rodríguez / Ciudad Real

La afición por la micología de una familia originaria de Puertollano afincada en El Torno ha terminado en tragedia, hasta el punto de que el padre, de 77 años, ha muerto envenenado; su mujer de 57 años y su hijo de 32 están graves hospitalizados en Madrid y un cuñado de 61 años, hermano de la mujer, está ingresado en la UCI del Hospital General de Ciudad Real también grave por ingerir la letal amanita faloides, la seta más peligrosa que se puede encontrar en España, según confirmaron el lunes a este periódico fuentes del Sescam.

El miércoles pasado el grupo familiar fue al campo, a las afueras del pueblo, a recoger setas que consumieron esa misma noche. El jueves por la mañana hubo que ingresarlos a todos: el padre con diagnóstico “de extrema gravedad” y el resto de la familia en estado “grave”. El padre murió el viernes y el cuadro de los otros tres intoxicados sigue siendo grave, de hecho el cuñado está en la UCI y a la madre y al hijo ha habido que trasladarlos para darles una atención más especializada.

Lo terrible del caso según Antonio García, el alcalde de esta EATIM (Entidad de Ámbito Territorial Inferior al Municipio) vinculada a Porzuna, es que un vecino suyo, de la misma calle en la que se habían instalado hace sólo un año, les advirtió al verles llegar con la carga: “‘Lleváis dos tipos de setas que son comestibles pero la otra no’, al parecer le hicieron caso y cocinaron todas”, explica el primer edil de un pueblo de unos ciento cincuenta habitantes y con un excelente terreno para setas, muy afectado por lo ocurrido.

Antonio García, que en los veinticinco años que lleva de alcalde no recuerda ningún caso parecido a éste, explica que en El Torno y en toda esa comarca del entorno de Porzuna, Cabañeros y los Montes de Toledo, hay mucha gente aficionada a las setas, “aquí lo más se suele recolectar son los níscalos, hay bastantes zonas de pinares, donde se cría esta especie, los conoce casi todo el mundo. Aparte de eso luego está quien coge todo tipo de setas y es muy atrevida. Yo jamás me comería un hongo que no conozco, como parece que ha sido el caso”, dice.

Al no ser naturales de El Torno García no conocía muy bien al grupo familiar, “con el padre me he cruzado en el bar muchas mañanas y el hijo estuvo trabajando en los planes de empleo, pero no sé si eran muy aficionados a las setas o no, me he tratado poco con ellos”.

Al parecer los primeros auxilios médicos se los prestaron en el centro médico comarcal, al matrimonio lo recogió una ambulancia y al hijo y al cuñado los llevó un vecino a Ciudad Real el mismo jueves por la mañana.  Tanto el matrimonio y el hijo como el hermano llevaban un año empadronados en El Torno. García dice que no sabe muy bien que efecto tendrá lo sucedido, “posiblemente de escarmiento para otros. Hay hongos que son muy peligrosos, creemos que los conocemos, pero no”.

Setas que no se conocen…
Manolo Hondarza, un gran aficionado a las setas de Fernán Caballero, afición en la que según dice lo introdujo hace más de cuarenta años su padre tiene claro lo primero que debe hacer un recolector de setas: “No coger la que no conozcas”. Posiblemente si se siguiera ese consejo básico no pasarían los casos que año tras año se producen por intoxicaciones graves o incluso muertes como ésta de El Torno.

Hondarza, que sale cada año en temporada a recoger setas siempre con su cesta, asegura que no comete el error de mezclar los hongos. “Cuando voy a por setas de pino me dedico a ellas, otras veces salgo a por las de chopo o de cardo, no me gusta mezclarlas”.
Aunque conocedor de las variedades Hondarza no se considera un experto y siempre que recoge setas sobre las que tiene dudas investiga y consulta en las guías micológicas que tiene. Y “nunca, nunca, consume algo que desconoce”, insiste.

También dice que el único método que vale para ver si una seta es venenosa o no es comprobarlo primero observando sus características, “no valen esos métodos de darselas al gato para ver como reacciona, puede que al animal no le haga efecto; tampoco lo de probarlas en crudo, ni lo de la cuchara de plata…”
De la amanita faloides, muy común en el campo, asegura que a veces se puede confundir con el champiñón.

Una seta mortífera
Por su elevada toxicidad y la relativa abundancia en los bosques, la ‘amanita phalloides’ es la seta más peligrosa, causante de la mayoría de las intoxicaciones mortales en España, según todas las guías de micología.
Tiene una forma típica de seta, un porte airoso, un pie esbelto con anillo de color blanco, el sombrero centrado luciendo un color verde oliváceo, aunque muchas veces tiende hacia el amarillo, encontrándose ejemplares blanquecinos. Las láminas son blancas pudiendo tener reflejos verdosos.





Denuncia por el estado de una microreserva en Puebla de Don Rodrigo

28 06 2009

Leído en:

http://www.ecologistasenaccion.org/spip.php?article1613

Ecologistas en Acción de Puebla de Don Rodrigo ha denunciado ante la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente en Ciudad Real, el deterioro que esta sufriendo los bonales inventariados y catalogados como microrreservas en este municipio. El intenso pastoreo y las intenciones de drenar estos hábitats, singulares y únicos en el sur de la Península Ibérica, por parte de ganaderos con el consentimiento del Ayuntamiento local y la inoperancia de la Delegación Provincial de Medio Ambiente, están poniendo en grave peligro de desaparición a los mismos.

La aparición de encharcamiento “anómalos” en áreas de deficiente drenaje, origina un tipo de hábitas de carácter relíctico, sobre los que se asienta una flora y vegetación característicos y altamente especializados. En general, se trata de pequeños enclaves que aparecen de forma dispersa en distintos tipos de ambientes.

Los bonales de Puebla de Don Rodrigo, y en concreto los localizados en la denominada Raña Maleta, destacan por su extensión, diversidad de microhábitats y extraordinario desarrollo de abombamientos turbosos activos, conocidos también como “vejigas”. La existencia de estos abombamientos en las turberas las convierte en un tipo muy particular, desconocidos hasta ahora en la España mediterránea, llegando a alcanzar, la inusual altura de 2,5 m, por lo que pueden considerarse una auténtica rareza.

Por todo ello, Ecologistas en Acción cree que es necesario que se tomen mediadas urgentes con el fin de poder parar la total destrucción de estos hábitat que se encuentran clasificados y protegidos por la legislación regional de conservación de la naturaleza, en concreto con la figura de protección de Microrreserva, resultando especialmente importante su protección estricta, tal y como lo define la legislación.





Fotos de Eva

19 01 2009
Hola Juan Ramón:
Te mando unas fotos de este fin de semana de recogida de aceitunas, como otros muchos paisanos que en estos días están también en estos menesteres.
Lo mejor del día: “LA COMIDA EN EL CAMPO Y LA COMPAÑIA DE MI CUADRILLA DE ACEITUNEROS”.

Todas las fotos:

http://www.flickr.com/photos/rnavar1952/sets/72157607091481958/

http://www.flickr.com/photos/rnavar1952/sets/72157607091481958/show/








A %d blogueros les gusta esto: