“III ENCUENTRO DE VERANO” EN FONTANAREJO CON TRES EXPOSICIONES Y UNA CHARLA-COLOQUIO

4 08 2017

LAS ACTIVIDADES CULTURALES, ORGANIZADAS POR LA ASOCIACIÓN “AMIGOS DE LAS LUMINARIAS”, SE CELEBRARÁN ENTRE EL 14 Y EL 18 DE AGOSTO EN EL SALÓN-CASA PARROQUIAL Y EN EL CENTRO SOCIAL POLIVANTE

La asociación “Amigos de las Luminarias Fontanarejo”  ha organizado el  “III Encuentro de Verano”, que se celebrará entre los días 14 y 18 de este mes de agosto en nuestro pueblo. Un total de tres exposiciones y una charla-coloquio forman la programación cultural que se ofrecerá durante esas fechas a los fontanarejeños y visitantes.

El Salón Parroquial acogerá entre los días 14 y 18 la exposición “Pintoras y Pinturas”, una muestra  en la que se podrán contemplar obras de Eloisa Fernández Romero, Caridad Pizarro Fernández y Marina Fernández Ruiz. Estas tres pintoras, con raíces fontanarejeñas, nos mostrarán algunos de sus cuadros realizados al óleo, carboncillo, pastel, acrílico etc. en los que plasman desde rincones y paisajes de Fontanarejo a temática general.

En el mismo Salón Parroquial se podrá ver durante las mismas fechas la muestra “Madera de artistas”, en la que se expondrán tallas y esculturas realizadas en madera y en corcho por José Bernardo Giménez Martín y Juan Carlos Rodríguez Almansa.

Por otro lado, en la Casa Parroquial estará abierta al público, también del 14 al 18,  la exposición “Naturaleza viva”, con fotografías realizadas por nuestro paisano Emiliano Muñoz García en las que capta con su cámara rincones, paisajes, flora y fauna fundamentalmente del término municipal de Fontanarejo.

Las tres exposiciones se podrán visitar del 14 al 18 en horario de 12 a 14 horas y de 19,30 a 21 horas.

Para cerrar este “III Encuentro de Verano”, el día 18 habrá una charla-coloquio bajo el título “Tal como hablamos”, una recopilación del vocabulario local, que correrá a cargo de Juan Manuel Gómez Fernández, miembro de la asociación “Amigos de las Luminarias”. El acto se celebrará a las 21 horas en el Centro Social Polivalente (antiguas escuelas).

Han colaborado en este “III encuentro de Verano” el Ayuntamiento de Fontanarejo y la Parroquia del pueblo, cediendo las instalaciones en las que se colocarán las tres exposiciones y el centro donde se celebrará la conferencia. La asociación “Amigos de las Luminarias” agradece a ambas instituciones su generosa e importante colaboración.

 

III Encuentro de verano -DEF





LAS ERAS, AQUEL TERRITORIO MÍTICO

12 08 2011

Os reproduzco aquí, para que podáis leer con más facilidad, el artículo de la Asociación Amigos de Las Luminarias  del Programa de Fiestas:  “Las eras, aquel territorio mítico”.

 

Si preguntáramos a un chaval de Fontanarejo por las eras, con toda seguridad, nos hablaría de la piscina o del polideportivo, dos espacios que tienen una dimensión lúdica. Sin embargo, las eras para muchos fontanarejeños, aquellos  que pasan ya de los cincuenta, son: las de Arriba, las del Prao de las Ánimas, las de Abajo, las del Muladar, las de San Agustín, etc., un espacio de referencia vital.

Para los habitantes de nuestro pueblo este territorio tuvo, en su momento, dos vertientes una de esparcimiento y otra de sacrificio: en el jugaban los muchachos del pueblo, se lidiaban toros, se realizaban actividades festivas, se empezaba a madurar y a conocer la responsabilidad del trabajo, pues la mayoría de los chavales, y en ocasiones las chicas trabajaban en las faenas de la era como “trillaores”.

En Fontanarejo, mediado julio comenzaban las faenas de la era, que se alargaban hasta mediados de septiembre. En estas tareas participaban los chavales.

A las ocho de la mañana, comenzaban las tareas del “trillaor”: bajaba con la yunta a la era para que comiera, emparvaba o volvía la parva. A las nueve se enganchaba la yunta y a trillar. Y ahí, ¡ay! comenzaba una larga y dura jornada que finalizaba a las nueve o diez de la noche.

Al comienzo del trabajo, con la “fresca”, y hasta el almuerzo, la faena era soportable; pero una vez que el “trillaor” se metía entre pecho y espalda unas buenas migas, hechas con el corazón que en ello ponían  nuestras madres, acompañadas de: chorizo, lomo, chuletas y el arrope de verdad, y con una temperatura de cuarenta grados, comenzaba un suplicio perpetuo para el susodicho.

Las eras eran, ahora, un espacio sin estreñidos, a lo largo de la mañana, se visitaban varias veces las “cerderas” (lindazos) más que para defecar para descansar, y algo curioso, nuestros pies descalzos no sentían los pinchazos de cardos, ni el suelo abrasador. Era como un terremoto con las consabidas réplicas.

Al primero que paraba la yunta, le seguían, rápidamente otros. Era  una situación incontrolable, que desquiciaba a nuestros mayores, no se acordaban que ellos, en su día, también habían hecho lo mismo.  A los pocos minutos de regresar del “cagaero”, le acosaba una sed irrefrenable, corría al sombraje para saciar tan urgente necesidad, que como se puede imaginar no era tal. Esta se combatía con hábil maestría, en la que todo buen “trillaor” era especialista, mediante pequeños tragos robando  el mayor tiempo posible al monótono  y durísimo trabajo, hasta que alguien espetaba, hiriéndote sin considerar tu lamentable estado ¡Este nos deja sin agua fresca en el zaque! ¡A trillar! que la parva no quiebra. Herido en lo más hondo regresaba a la faena.  La vuelta suponía que ya no había argumentos para no cumplir como se esperaba, pero hete aquí que, nuevamente, el “trillaor” salía corriendo sin escuchar las voces que desde la sombra daban nuestros mayores. Tenía nueva y urgente necesidad de cagar, esto, en ocasiones salía bien, y si se apiadaban, le “quitaban” de trillar un rato. Lo cual era aprovechado para recostarse un poco a la sombra, siempre mirando para el lado contrario a la parva, para no ver las señas que reclamaban su regreso al tajo. Nada le libraba, siempre le tocaba alguien para que atendiera las insinuaciones, malsanas, de quien le relevó. En fin, nuevamente al tajo.

Sobre las doce y media de la mañana,  la “garbana” era insoportable, un lujo que se permitía todo aquel que se preciaba de buen “trillaor”. Este, adormilado, trillaba por el mismo carril hasta hacer “arrollaeros” y “huebras”. Al momento, todos los “trillaores” alertados por el ruido comenzaban a gritar la famosa frase: “huebras en las eras tal, huebras de fulano”, era quizá el único acontecimiento que rompía la solidaridad entre ellos. Nuestros mayores salían del sombraje para solucionar el problema, con la consabida bronca.

La mañana se hacía eterna. Miraba miles de veces la sombra de la capilla. Esta parecía estática, no se solidarizaba con el que sufre. No caía con la celeridad deseada. La tortícolis se apoderaba del esforzado que no quitaba el ojo de la mejor y única referencia horaria. Pero no daba la batalla por perdida, era una guerra de desgaste. Volvía a la carga afirmando que la capilla ya había caído, que los de las eras tal, ya estaban soltando. Por fin, los mayores salían del sombraje con horcas o palas para volver las parvas, ahora, deseaba que eligieran volver la suya la primera, para, así, soltar y ponerse a la sombra. Una parte de la jornada había pasado. Montados en las caballerías se regresa a casa a la espera de una pequeña siesta. Antes comerá un cocido de verdad, de los de antes.

A las cuatro de la tarde, con todo el “resistidero”, deshace somnoliento el camino de la era. Retoma la  misma rutina de la mañana. Anhela que aparezca quien lleva la merendilla: aquellos gazpachos artesanos hechos con hortera y  mortero.

En ocasiones, menos de las deseadas, aparecían por las eras los heladeros. Era una gozada tomarse un helado o un refresco a las cinco de la tarde. Nadie tenía dinero, entonces aparecía la economía de trueque: por una almorzada de grano o de garbanzos conseguíamos los helados o el refresco. El trueque era una economía  de intercambio, habitual en nuestro pueblo. Durante el período de trilla, cuando se aventaba el grano, pasaban por las eras panaderos, vaqueros, peluqueros, yegüeros, cabreros, etc. para cobrar en especie los servicios prestados, a cuenta, a lo largo del año.

Al final de la tarde, cuando se soltaban las yuntas y se terminaban las ocupaciones, los chavales jugaban entre las hacinas y  peces de grano. A  esas horas, aparecían por las eras, ahora sí, con la fresca, personas que no trabajaban en estas labores. Acudían a los sombrajes donde los hombres mantenían animadas tertulias. Era el momento y el lugar donde se intercambiaban noticias y mentidero del  pueblo.

Las faenas llevadas a cabo en las eras, a pesar de su dureza extrema y de lo gravoso que resultaba su desempeño, son recordadas con verdadero cariño, quizá porque éramos unos chavales.

Recordamos con emoción a todos nuestros ascendientes: su esfuerzo, su sabiduría, su buen hacer en el desempeño del trabajo. Había, en aquel territorio, un espíritu de generosidad, de solidaridad y de concordia encomiables. La gente se ayudaba en aquellas durísimas tareas sin escatimar esfuerzos.

Nosotros llamamos a todos los fontanarejeños a coger el testigo de nuestros antepasados. Hagamos un esfuerzo por volver al camino de la cordialidad, el respeto y la solidaridad. Si ellos pudieron, nosotros podremos. Recordemos esta frase: “Si queremos podemos, y si podemos debemos”.

Felices fiestas de agosto para todos.

ASOCIACIÓN AMIGOS DE LAS LUMINARIAS DE FONTANAREJO





Don Quijote de la Mancha

18 11 2010

Me envía Federico Muñoz un enlace al libro vitual de Don Quijote de la Mancha hecho espléndidamente por la Biblioteca Nacional, y, que sin duda, merece la pena estar entre los enlaces favoritos de cualquiera.

Echad un vistazo porque es de lo mejor.

Nota.- El libro está en castellano antiguo, pero si picas en la opción T lo traduce al castellano actual.

http://quijote.bne.es/libro.html





Entre la ‘chapuza’ y la ‘camástrofe’ Miles de internautas votan y proponen palabras en la ‘web’ de El Día del Español

10 06 2009

Leído en:

http://www.elpais.com/articulo/cultura/chapuza/camastrofe/elpepucul/20090605elpepucul_2/Tes

“Malevo”, “chapuza”, “valentía”, “albricias”, “cariño”, “abrazo”, “malabarista”, “sonrisa”, “bregar” y “mañana” son las diez palabras más votadas del español en la página web www.eldiae.es que el Instituto Cervantes lanzó el pasado 11 de mayo para que internautas de todo el mundo puedan proponer y votar sus palabras favoritas en español. Desde entonces, unas 30.000 personas de más de 100 países han propuesto y votado unas 2.000 palabras.

Con motivo de la celebración del Día del Español, que se desarrollará por primera vez el próximo 20 de junio en más de 40 países, el Instituto Cervantes ha puesto en marcha esta plataforma de la que saldrán las palabras sobre las que se desarrollará el programa de actos de El día e.

En la web http://www.eldiae.es cualquier persona puede proponer su término favorito del español tecleándolo o enviando un vídeo desde cualquier lugar del mundo. En esta videogalería ofrecemos una selección de los vídeos enviados por los internautas. Además, éstos puede votar las palabras que ya están propuestas. Hasta la fecha, la web ha recibido un total de 466 vídeos.

También incluye un Ficcionario que recoge las palabras que los internautas proponen en la categoría “Invéntatela”. Son términos que cualquier persona puede inventarse para cubrir el hueco de las palabras que echa en falta en español. En estas dos semanas de funcionamiento de la web los usuarios han subido ya 876 palabras inventadas.

Según datos del Instituto Cervantes, el español es la cuarta lengua del mundo por número de hablantes, el segundo idioma de comunicación internacional y el tercero más utilizado en la red. En concreto, lo utiliza el 8,2% de los usuarios. El inglés ocupa la primera posición con el 29,1% de los internautas, y el chino, la segunda, con el 20,1%. El incremento del uso del español desde el año 2000 hasta el 2008 es de un 619%, muy por encima del inglés, que ha aumentado un 226,7% en ese periodo.

‘Camástrofe, eñáspora, hijastrín’

En el Ficcionario se pueden leer términos que ya circulan entre los hablantes y otros que son pura invención. Ahí van algunos ejemplos:

Ahoradespués: adv. t. Aunque aparente contradicción, en el fondo significa una evasión presente autojustificada. 2. conj. advers. Puedo pero no quiero y no te lo digo. 3. interj. impr. Denota no tener ni pizca de ganas. Enviado por Miguel Tébar almansa. España

Blablar: parlotear, enrollarse, aburrir a alguien con tu blah, blah. Enviado por Nicoleta. Rumania

Camástrofe: gatillazo. Enviado por Paul. Holanda

Chundachundizar: convertir una melodía en chunda-chunda para que todas las canciones parezcan la misma; parasitar la música (vamos, lo que hace Luis Cobos con la música clásica). Enviado por Santiago Maestro Guzmán. España.

Eñáspora: dispersión de hispanos. Anónimo.

Hijastrín: dícese de aquél sujeto que es hijo o hija de tu pareja pero no es hijo o hija tuyo y al cual le tienes mucho cariño o incluso amor. Enviado por Nerea. España.

Lopagque: dícese de la abreviatura usada en la comarca de las Vegas del río Jarama y Tajuña (sur de Madrid) de la expresión “lo que pasa es que”. Enviado por Rafus. España

Madrelejas: una madre que está muy lejos de sus hijos. Enviado por Weslley Almeida. Brasil.

Nadakini: prenda de baño que carece de las partes de sujetador y braga. Muy popular en las playas nudistas. Enviado por Paul. Holanda.

Nuncamente: definitivamente nunca. Enviada por Nancy Altamirano. México.

Rejusticiar: llevar a la justicia por el camino de la razón y la vereda correcta. Enviada por Gran Wyoming. España.

Yayocho: un “buelito” propenso a chochear. Anónimo.





Diccionario Manchego enviado por Mª José

29 01 2009

Enviado  por  M@ripe……en tono de humor

DICCIONARIO MANCHEGO
Acho
.- Criaturo. Se les dice a boca llena cuando dan guerra: ‘Aaachooo, Cáaaallllaaaatttteee yaaaaa’
Aguaílla
.- Mojaura leve o inmersión rauda. Vamos, lo que te hacen en las albercas o piscinejas.
Ancá
.- No de la rana, sino de la Antonia, la Primi o la Angustias. Ir a casa de…
Arrancaera
.- Cuando la cuadrilla de mozos leapreta el último trago a la bota antes de marcharse.
Arrea
.- Expresión de asombro, incredulidad, miedo, de exagerao que no se lo cree ni él.
Arrecostase
.- Echase uno, apalancase, amagar la costilla.
Arreglo de boda
.- Pedida de mano, cuando el novio le dice al padre de la novia que quiere las viñas de reguerío Asentarse.- Sentase en algún lao.
Ato
.- Variedad de alimentos que componen la merienda del vendimiaor. Cuando se iban de semana, el ato estaba compuesto por queso, pan duro, longaniza (del ‘Cazador’ y colorá), unos choricetes, harina de pitos pa las gachas, unos pimientos, tocino, jeta y unas sardinejas.

Bacín

.- Imbécil. Reportero del corazón en Valdepeñas, paparazzi en otros pueblos; en Membrilla va ligado a un nombre propio.Orinal.
Burraco.- De la misma calaña que el bacín.


Cagüen el copón (bendito).-
Mecachis, mierda, joer… El bendito es pa darle religiosidá a la expresión.
Cansinería
.- Propio de los cansinos, como los hermanos viejos, que se ponen tercos y están de contino hablando de las mulas de cuando eran nuevos.
Cascar el follo
.- Estirar las uñas. Aparecer en la tablilla como titular.
Cenutrio
.- Gilipollón
Ceporro
.- Uno que no sirve na más que pa gañán.
Chacho
.- Véase ‘acho’.
Chambergo
.- Pelliza, pieza de abrigo pa que no se nos hiele el moco.
Chuflito
.- Aspersor del reguerío.
Cipote
.- Aparte del cimbel, individuo escaso de ingenio y luces.
Cipotón
.- Más cipote
Corte
.- Lugar donde se queda la labor pa seguir a otro día. de lo normal, tonto como él sólo. Dicho a boca llena.
Cotufas
.- Palomitas de maíz de cuando se hacían en una sartén en la estufa y había que tener la boca prepará pa cuando saltaban.
Cuartos
.- Los dineros, lo que valen las cosas, la enflación esa
Cucha
.- Escucha, oye.
Cundir
.- Sinónimo de productividad, término capitalista o pichulero.

Dar la cabezá

.- Cumplir en un funeral
Degolver
.- Echar el potaje del primer día porque algo te hace mal o el alcohol se te vuelve vinagre.
Desacarreo.- extres. Tener munchismas cosas que hacer. “Tengo un desacarreo mu grande”
Destajo.- Método de recolección de la vid en el que al acabar la jornada los mozos han de ser llevados al hospital por deshidratación y cortes en ambas manos

Ea

.- Pos eso mismo, ea!
Ej que
.- Muletilla pa explicarse mejor (No escuchasteis nunca a José Bono???).
Emporcase
.- Encenagase uno un poquito. Motivo pa que se enfade la parienta.
Encanase
.- Quedase encanao, fijo con la mirada perdía o encanase de risa.
Enciscao
.- Que tiene un grado de nerviosismo mu patente.
Engaravitarse
.- Subise a un sitio con dificultades ostensibles de escalada. Por ejemplo, engarabitase en el colmo de un remolque de trece mil kilos, que ya lleva veinte, pa pisalas. Subirse o encaramarse a algun sitio con dificultad ostensible de escalada.
Enjaretar
.- Preparar una labor u obra.
Esparasjismeiro
: cotilla, maruja.
Espuerta
.- Recipiente pa dejar las ugüas mientras el amo está en la coperativa y que la cuadrilla no esté pará


Gañán
.- Especie autóctona de la Mancha. Individuo compuesto por una blusa a rayas, faja, goína, pañuelico de hierbas, pantalón de pana, albarcas, Celtas Cortos y, posiblemente (porque no se ve), calzoncillos de pata larga. Generalmente tiene una becicleta con porta, pa llevar cepas arrancás y la azá. Depura sus amistades con tertulias en la Sociedad los domingos por la mañana y antes de irse se toma un chato vino en el Casino (bar de la plaza). Es persona noble y con buen fondo pero de aspecto y maneras toscas .
Goína
.- Gorro de color negro que se ponen los hermanos viejos, con un pitorrejo en el medio. Cuando los pusandas en la Plaza, el deporte favorito de los mocetes era robarles la goína al tirón y degolvésela capá.

Hacerse una gaseosa

.- Aliviarse uno sexualmente cuando la moza está largo o cuando no hay moza, que tamién puede ocurrir.

maitines

: reuniones que se realizan en la noche del 24 de Diciembre tras la cena de Navidad. cada grupo de amigos se reune en una casa y sigue bebiendo y comiendo y cantando villancicos hasta cierta hora en que algunos van de casa en casa visitando a otros amigos o familiares para ser invitados.
Majuelo
.- Lugar ande están las vides.
Mandanga
.- Bofetá limpia.
Mandaos
.- Los recaos que la parienta te manda hacer.
Manigero
.- Capataz de la cuadrilla de vendimiaores.
Martingala
: juerga, marcha, cachondeo.
Meterse a Pancho
.- Meterse de pies en un charco.
Moña
.- Señal ecológica que se hace en la viña cuando se vendimia pa no pasate de lineo.
Muerdo
.- La señal con la que se marca en el cuello a la moza o el zagal pa señalar que son de tu encomienda.


Pámpana
.- Hoja de la vid. Papel higiénico muy apreciado en tiempo de vendimia
Pedrea
.- Jugar a escalabrase.
Polideportivo
.- Un poli que hace deporte, es decir, ninguno de los nuestros.

Pretendía.- Moza a la que uno cansinea. Pa entablar conversación hay quien empieza con dichos como: ‘Estás más güena que los tarugos de Pincha ‘Por ti daba yo la güelta al mundo enganchao al rabo de un gorrino chato.’ ‘Te vi a echar un polvo que te va a salir un chaparro en las costillas de la humedá.’ ‘Te vi a echar un polvo que te van a zurrir más las tripas que un saco botes por una escalera abajo.’ ‘Estás tan güena que te comía y me cosía el culo pa no cagate.’ ‘Tiba poner una oreja en cada ingle y la boca ande cayera’.


Regüeldo.- Pedo por la boca
Repretar
.- Apretar fuertemente una cosa.
Rulaja
.- Lonchas de embutido de 3 a 4 centímetros de recio.

Sagato

: lumbre, candela, hoguera, fuego.

Talega

.- Bolsa de tela pa llevar el ato atao al manillar de la bicicleteja o la mobilete cuando se va uno pal día
Tepacequé
.- Expresión de asombro.
Tepatique
.- Igualico que el tepaustique
Toca teja
.- Mojase to el mundo. Tos por igual.
totana/o
: dicese de la persona que de forma real o fingida, parece estar trastornado o no muy avispado. Dicese de la persona que sufre ciertos lapsus. (Se usa en el campo de Calatrava). / Dicese de la persona mala que engaña para lograr un fin mostrando buenos motivos falsos. (Se usa en el campo de San Juan).
To tieso
.- Que está puallí alante, sin doblase
Trascacho
.- Lugar cara al sol. Ande no arrecie el airecejo.
Tronchamozas
.- Mocete apañao que s’aprieta a toa la que pilla.
Tronchopitón
.- Es lo mismo que a destajo pero la palabreja da más miedo, provoca nauseas entre los oyentes
Tunante
: persona pícara, desenvuelta.

Ugüas

.- Fruto de la cepa. Los señoritos y manzagatos tamién les dicen uvas.


Vitanguero
.- Amante de salir, que aunque se hunda la casa no le pilla los callos.
Viva la Virgen del Espino!!!
.- Expresión mu típica en los Desposorios. Se oye sobretó en los paseos del Espino.

Zamuzo
.- Que está adobao y apollardao.
Zanguango
:Pinta, juerguista,…
Zorrera
.- Humaera que se lía en el bombo o en la cocinilla cuando no tira la lumbre.
Zurruscarse
.- Dícese del acto humano en que el sujeto se va por la patilla sin tiempo de quitarse los pantalones.
————————————————————————————————————————————————————————–


OTROS DICHOS Y EXPRESIONES.

Ya se ha cagao el perro en la senda
: meter la pata hasta el garrón.
La mejor mula , sin manta
: Se dice cuando te das cuenta de que has dejado a alguien algo sin hacerle (servir la comida a todos menos a la cabeza de familia, por ejemplo)
A cojón visto, macho seguro
:Está más claro que el agua.
En mala era has puesto el carro!!!:
No sabes con quién te metes, te estas equivocando…
Estar al sopesquete
: prestar atención.
Saber por dónde va la vaina
: entender algo, formar una idea clara a partir de una explicación
Ahí te has meao fuera, sabes??:
que sepas que has metido la pata, que te has pasado de la raya
Ya apareció el peine…
: encontrar una solución, resolver un problema.





ARRUPÉNDULOS versus INVASORES (relato de Baldomero)

27 10 2008

1. Introducción

Para cualquiera que pueda oír decir “arrupéndulo” puede ser que le parezca una de esas palabras raras, a veces malsonante que en Fontanarejo, al igual que en otros pueblos, se oían de vez en cuando.

Y, en efecto, así es, se trata de una expresión rara inventada en Fontanarejo, pues jamás se oyó en ningún otro pueblo; un palabruco más, que dirían Jualma y Justo, de los muchos que tenemos y cuyo significado encierra una forma de vestir, de comportarse, de pensar, un quehacer día a día, unas expectativas, en resumen, un presente y un futuro para una juventud, anterior y posterior al año 1968, de nuestro pueblo.

Por tanto, llamamos “Los Arrupéndulos” a los jóvenes de Fontanarejo, que, sobre 1968, estudiaban en la capital y que vestían con camisa de “terlenka” amarilla o verde, pantalón campana y pelo a lo yeyé. Deriva de la palabra oropéndola pájaro con plumaje amarillo y alas y cola negra, propio de las huertas de nuestro pueblo.

2. Arrupéndulos versus Invasores

En contraposición a Los Arrupéndulos, estaba el grupo de jóvenes llamados “Los Invasores”. Mientras que Los Arrupéndulos vestían camisas de terlenka amarillas, pensaban que Fontanarejo era un lugar con pocos recursos para vivir, día a día estudiaban en colegios de Ciudad Real y su objetivo era un futuro con titulaciones académicas, Los Invasores vestían camisas de tela blanca, pensaban que Fontanarejo era un lugar con pocos recursos para vivir, día a día se dedicaban a la ganadería y la agricultura, su objetivo era ir a la Mili y encontrar un trabajo en la capital.

En fin, lo que les diferenciaba era el día a día, porque mientras que Los Arrupéndulos estudiaban en la capital Los Invasores trabajaban en el campo, casi siempre, ayudando a sus padres en las faenas de la casa. Y la forma de vestir, porque mientras Los Arrupéndulos vestían camisas de terlenka amarillas, Los Invasores vestían camisas de tela blanca, parecidas a las de toda la vida, por lo demás había pocas diferencias.

3. Modus operando

Los Arrupéndulos y Los Invasores eran grupos de jóvenes enfrentados en sus ideas, en su forma de pensar, en su forma de afrontar el futuro. Este enfrentamiento se materializaba día a día, siempre que sea navidad, semana santa, verano o puente en que los estudiantes estuvieran en el pueblo de vacaciones.
Por la mañana temprano, Los Invasores salían a su trabajo en el campo mientras que Los Arrupéndulos dormían hasta entrada la mañana, para sobre las once ir al Prado de las Ánimas a jugar un partido de fútbol. Al caer la tarde, Los invasores volvían del campo ansiosos por lavarse la cara y salir a dar una vuelta al bar.

En el bar aparecen los primeros enfrentamientos. Los Invasores están en el “Bar del Tío Ignacio”. Sobre la mesa un plato gazpachero lleno de tomates, cebollas, lechugas, todo picado, y con sal y aceite dispuesto para servir de aperitivo. Junto al plato gazpachero una botella, marca La Casera, llena de vino con gaseosa y unos vasos. De pronto se abre la puerta del bar y aparece un joven con camisa de terlenka amarilla, manga corta por encima del bíceps y pantalón campana y pelo a lo yeyé. De seguido, se vuelve a abrir la puerta del bar y entra otro joven con camisa de terlenka verde limón, y otro, y otro, y otro.

A lo lejos, desde la mesa donde está el plato gazpachero, se oye una fuerte voz que dice…¡¡¡ahí llegan los arrupéééééééndulos !!!!, a lo que responde otra voz, ésta en el exterior junto a la puerta del bar, que contesta…¡¡¡ ahí están los invasóóóóóreeeees!!!!.

Los Arrupéndulos han llegado al bar y se sitúan en la barra, porque la barra da más categoría que sentarse en una mesa. Toman unos vinos, hablan y ríen entre ellos, pero no se enfrentan a Los Invasores. Tan sólo hacen algunos comentarios. Pasado un rato, se disponen a salir del bar en fila india y al tiempo que cruzan la puerta de la calle se oye un vozarrón que como si de una despedida se tratara dice…¡¡¡ ahí se quedan los invasóóóóóreeeees!!!!, a lo que otro vozarrón, desde la misma mesa con el plato gazpachero ahora vacío, contesta ¡¡¡ ya se van los arrupéééééééndulos !!!!.

Todos reían.

4. Movimiento cultural

A la altura de los años setenta, de 1968, la gente de nuestro pueblo ya tenía claro que el campo no daba para vivir. Ya hacía unos años que se veía la televisión, ya hacía unos años que muchos paisanos venían de Alemania; ya hacía unos años que la gente mayor veía que era imposible vivir del campo. Ya existía cierta cultura sobre lo que interesaba y no interesaba en la vida y la gente joven empezaba a formarse unas expectativas de futuro en la capital.

Muchos padres habían mandado a sus hijos a estudiar pensando en un futuro fuera de las actividades del campo; mientras que para los que estaban en el pueblo su meta era ir al Servicio Militar para una vez allí “buscarse las habichuelas” como fuera y donde fuera, todo menos volver a los campos de Fontanarejo, ya archiconocidos.

Así fue como acabaron unos trabajando de profesores, otros de ejecutivos, otros en el taxi, otros en fábricas de Madrid y Barcelona, cada uno donde pudo; pero siempre llevaron, y ahora más que nunca llevan, el nombre de su pueblo, de Fontanarejo, por todo lo alto allí donde se encuentran.

De mi parte un saludo a todos.

Baldomero Arias Muñoz
Octubre, 2008





Vocabulario específico de Fontanarejo

25 11 2007

Juan Manuel Gil Gahete ha empezado a hacer un “vocabulario de Fontanarejo”, que considera que está todavía muy incompleto, ya que él no es del pueblo, pero que con la aportación de otras personas quizá se vaya completando.

Gracias a Juan Manuel por esta iniciativa y espero que si aportáis nuevas palabras él tome buena nota.

Lo transcribo tal como me lo ha enviado: Lee el resto de esta entrada »








A %d blogueros les gusta esto: