Refresco solidario

13 08 2014

Proyección de un documental y tertulia con nuestra paisana Ángela García, en el 50 aniversario de su Consagración.

Hablará de su experiencia misionera en África.

DIA: 18 de Agosto
HORA 21,00 h (9 de la tarde)
LUGAR Centro Social

Organizan: Asociación de Amigos de las Luminarias, Asociación de Jubilados, Asociación de Amas de Casa, Asociación de Madres y Padres, Asociación Cinegética, Asociación de Propietarios de Tierras.

COLABORA: Ayuntamiento

Cartel

 

 





MIGAS DE TRILLA CON MUCHO CALOR EN PLENO CENTRO DE MADRID

21 07 2014

LOS HERMANOS SERAFÍN Y JESÚS SIMÓN, QUE FUERON TEJEROS EN NUESTRO PUEBLO; Y DANIEL DOMINGO, NIETO DE VALENTÍN FERNÁNDEZ, ASISTEN A LA TERTULIA “MIGUERA” EN LA CAPITAL DE ESPAÑA

 

Los hermanos Serafín y Jesús Simón, que fueron tejeros en Fontanarejo al final de la década de los años cincuenta y en los primeros años sesenta; junto con Daniel Domingo, hijo de Elisa (la del tío Valentín Fernández) y de Antonio, asistieron como invitados al último encuentro gastronómico de la tertulia “Las Migas” que organizan de vez en cuando en Madrid un grupo de fontanarejeños.

Habíamos quedado para degustar una sartén de migas y recordar así la época en que se comía a diario tan contundente plato en las eras de Fontanarejo en días de trilla. Y hasta la climatología se sumó para celebrar la cita pues Madrid parecía “un horno” en uno de los días más caluroso en lo que llevamos de año. Nos “apretamos” unas suculentas migas de era y de trilla que nos preparó Carlos en el mesón “El Rincón de Sancho” que regenta con su hermano Juanma, hijos de Celia y Cele, en el centro de Madrid muy cerca de la Plaza de España. Unas riquísimas migas salpicadas con abundantes “tropezones”…. pimientos verdes, chorizo, panceta, pimientos “chorruznos”, uvas, arrope y leche ya al final para cumplir con la tradición de comer migas “canas”. !Qué ricas! La mayoría de los que nos sentamos a la mesa “trillaores” en las eras que se extendían por el “Prao” de las Ánimas, el Muladar, las eras de abajo, las erillas de San Agustín, las eras de arriba etc. etc. Buena parte de la tertulia sirvió para dar cuerda al recuerdo de un tiempo en el que pasábamos horas y horas encima de la trilla hasta que la parva quedaba lista para “amontonar”. Recordamos como los “trillaores” acudíamos frecuentemente al refugio del sombraje para beber un poco de agua de los zaques, de los botijos, de las cubas o de las garrafas. Todos añorábamos aquellos días tan tórridos que alguien nos “quitara un rato”, o lo que es lo mismo que nos relevaran un ratillo del ramal, del látigo y de la yunta que daba vueltas y vueltas a la parva.
También hablamos de la época en la que Serafín y Jesús ayudaban a sus padres en las tareas del tejar. Ambos nos explicaron con detalle cómo se cavaba la tierra, como se cernía, cómo se pisaba hasta tener listo el barro que iban depositando en los denominados “galápagos” que daban forma a las tejas que quedaban al sol en la era hasta que estaban. También explicaron cómo se hacían los ladrillos macizos y con agujeros tras la llegada de una mínima mecanización de las tareas del tejar.

Y Daniel nos habló de los gratísimos recuerdos que guarda mantiene muy vivos del pueblo de sus abuelos maternos, la tía Margarita y el tío Valentín (Q.E.P.D.) Daniel tiene un recuerdo muy especialmente de las singulares “Luminarias” que encendemos los de Fontanarejo cada 30 de abril al atardecer a las que ha acudido en varias ocasiones siendo niño y adolescente. En el año 2009 obtuvo uno de los premios de fotografía que otorga la “Asociación Amigos de las Luminarias” por una imagen encendiendo la lumbre de romero.

Al final de la tertulia los tres invitados recibieron un pergamino con la historia de Fontanarejo y firmaron en el libro de honor de la “Tertulia las Migas”. Finalizamos el encuentro “miguero” haciéndonos una foto para el recuerdo delante del cuadro que recoge una impresionante imagen del casco urbano de Fontanarejo inundado por el humo que despiden las luminarias al arder. Un cuadro pintado por Andrew Shepperd, el marido de Gema (hija de Daniela y Gregorio) y nieta de la tía Emiliana (que cumplió 103 años el pasado mes de noviembre) y del tío Orestes (Q.E.P.D.) Carlos tiene colocada la obra pictórica en un lugar preferente de su mesón.

Fuera, en la calle, hacía un calor y un bochorno tremendo y, de nuevo, volvimos a recordar aquellas jornadas en las eras de Fontanarejo cuando comíamos cada mañana unas ricas migas de “trillaor”. !!Qué tiempos!!

J. Muñoz






LA HISTORIA HECHA ‘ÁRBOL’

19 06 2014

Ya sabéis de la labor que viene realizando David Fernández Infante en la realización del “árbol genealógico” de todo el pueblo.

Recientemente, en el dominical de La Tribuna del domingo 15 de junio, salió publicado un artículo en el que se comenta su trabajo en la realización de dicho árbol genealógico.

Os lo traslado integramente, así como un enlace al artículo original.

 

Leído en La tribuna:

http://www.latribunadeciudadreal.es/noticia/Z14D80DB2-C35D-3BE2-8ADD6584287ECC6B/20140615/historia/hecha/arbol

 

Patricia Veradomingo, 15 de junio de 2014

El árbol genealógico de los fontanarejeños, con más de 7.000 referencias y datos del siglo XIV, está a punto de culminarse • David Fernández Infante lleva investigando su ascendencia desde 1998

Profundizar en la «pequeña historia de España» puede llevar a servirse de las más diversas herramientas: desde la cooperación a gran velocidad de un medio como internet al trabajo lento, minucioso y preciso sobre miles de legajos de letra indescifrable. Esta es la tarea que lleva desarrollando más de 15 años David Fernández Infante, un valenciano casado con una fontanarejeña que no dudó en proponer la creación de todo el árbol genealógico de Fontanarejo para confeccionar el suyo propio.

En este tiempo, los 287 habitantes de la localidad se han convertido en una base de datos con más de 7.000 nombres con sus fechas, que se remontan hasta «aproximadamente 1350» en el caso de «una familia de hidalgos venida a menos», gracias a la profusión de textos legales en los que demandaban esta condición y su correspondiente exención de impuestos. Más difícil es remontarse tan atrás en el resto de familias, pero Fernández Infante ha llegado, en casi todos los casos, hasta el siglo XVIII y en muchos, hasta el XVI.

En su investigación ha confirmado una corazonada inicial: la endogamia de los fontanarejeños. El 80 por ciento de la población tiene ascendencia común, lo cual califica de «lógico» porque no era un núcleo suficientemente prominente para que hubiera una significativa mezcla. Por tanto, se casaban y tenían hijos entre ellos o con vecinos de las localidades de alrededor (Alcoba, Arroba de los Montes y Navalpino) cuyos árboles genealógicos, por cierto, también está confeccionando.

Para evitar problemas legales con la normativa sobre protección de datos, comenzó a investigar sobre todo tipo de documentación (registro civil, parroquia, distintos archivos…) desde principios del siglo XX, «para no encontrarse con datos de personas vivas». Para el resto, ha sido esencial la colaboración de los vecinos. En 2008, presentó su proyecto en el salón de actos de Fontanarejo y puso en marcha la web http://fontanarejo.hispagen.eu, con un formulario a través del cual entre 70 y 80 personas (no residentes en la localidad, sino de segunda o tercera generación) han colaborado en su investigación. Tras el arduo trabajo, los datos «van llegando ya con cuentagotas » y «podría darse por finalizada la investigación en cualquier momento».

Internet también le ha allanado el camino en otros aspectos. Si se tiene en cuenta que hay datos sobre ciudadanos de Fontanarejo en Valladolid, Granada o Toledo, por citar sólo algunos lugares, la colaboración en red se convierte en fundamental. Fernández Infante es socio de Hispagen (Asociación de Genealogía Hispana) y comparte afición con otros cientos de personas. «Cuando alguien lleva muchos años investigando en una zona, recopila mucha información, así que si puedes ponerte en contacto, evita muchos viajes y tiempo», señala.

En algún momento, este ingente trabajo se recopilará en un libro. Aunque hay muchas formas de representar la ascendencia, sólo este formato podría recoger no sólo nombres y fechas, sino la «historia de cada pueblo, del día a día, del labrador, de las poblaciones pequeñas, cómo vivían, etcétera». Entre ellas, Fernández Infante destaca la vida «distendida de un cura del siglo XVI que mantenía relaciones con varias señoras de la población» y, cuando los vecinos amenazaron con denunciarle al obispo en Toledo, aprovechó su cargo dentro de la Inquisición para «abrir procesos contra ellos» e incluso «intentó asesinar a uno apostándose en un camino». En total, 500 folios de letra antigua desgranan sus aventuras. Solo unas más de todas aquellas con las que se ha topado en este tiempo y que componen la microhistoria de Fontanarejo.





¡Qué cosa más bonita!

16 06 2014

 

Foto facilitada por Pedro Fernández.

Corzos de apenas una semana, de la cría de este año 2014, encontrados en la zona del Puerto por Eulalio Castillo y Pedro Fernández.

Se les fotografió sin ser molestados ni tocados.

 





Otro guarro de cerca de 100 Kg

12 06 2014

Otro gran guarro matado en las esperas de este año en La Muñana, cobrado por Pedro Fernández el 28 de Mayo.

Con unos colmillos que asustan.

¡Enhorabuena!

 





Guarro de 100 kg

10 06 2014

Eloy Muñoz se hizo con un guarro de 100 kg y una boca descomunal en una de las primeras esperas.

¡Enhorabuena!





EL ABOGADO MIGUEL MUGA Y SU ESPOSA MARIVÍ LEDO ASISTEN COMO INVITADOS A “LA CARROLA” EN LA DEHESA

4 06 2014

 

Todo el album:

https://www.flickr.com/photos/9920152@N07/sets/72157645055978743/

 

EL ABOGADO MIGUEL MUGA Y SU ESPOSA MARIVÍ LEDO ASISTEN COMO INVITADOS A “LA CARROLA” EN LA DEHESA

El abogado Miguel Muga Madrid, que vivió su infancia y adolescencia en Fontanarejo; junto a su esposa Mariví Ledo Martín fueron los invitados de honor a «La Carrola», que se celebró hace unos días en la “cañá La Laguna” en la Dehesa boyal de nuestro pueblo. Ambos, junto con un grupo de paisanos fontanarejeños degustamos una deliciosa caldereta, con carne de “chivo”, acompañada del típico «revientalobos”, todo ello excelentemente guisado y condimentado, a la vieja usanza, por Ceferino Muñoz. A los postres se sirvieron unos extraordinarios dulces entre ellos una deliciosa tarta, elaborada por Adela Arias, que reflejaba y celebraba los once años ininterrumpidos que lleva celebrándose este encuentro gastronómico a finales de cada mes de mayo. Adela recibió, tras este detalle repostero, una fotografía enmarcada en la que aparece, con otras 68 niñas, junto a doña Pilar Gómez la maestra de Fontanarejo por aquél entonces, allá por los años sesenta.
En la sobremesa se desarrolló una interesante tertulia en la que Miguel Muga habló de los gratos recuerdos que alberga de Fontanarejo y de sus vecinos, así como los que guardaban sus padres, ya fallecidos, José, quien decía que nunca se sintió forastero en nuestro pueblo; y Pepa; así como su hermana Benita. Miguel y Mariví firmaron en el libro de honor de la tertulia «La Carrola» en el que plasmaron su gran estima por Fontanarejo. A ambos se les entregó el pañuelo verde con el lema…”Luminarias de Fontanarejo”.
Al final de la tarde, y como ya viene siendo habitual, miembros de la tertulia “La Carrola” y los invitados que decidieron sumarse al grupo giraron una interesante ruta por los parajes, cañadas, cerrillos, trochas y veredas del inmenso chaparral que es la Dehesa en medio de las gamonitas, los lirios silvestres, el almaraduz, los tomillos, las chaparras, las jaras etc. que salpican el paisaje en rincones como las “cañás”, el Chozo de las Tapias, el Cerrillo Alto, el arroyo de la Canaleja, El “Collao Obscuro” etc.
La jornada festiva terminó, ya bien entrada la noche, con una degustación de chuletas de cordero y cánticos de jotas y canciones de antaño.
Con estos encuentros culinario-festivos, se trata de impulsar jornadas en las que se comparta mesa y tertulia y que sirvan por un lado para el disfrute de la gastronomía más autóctona y por otro para fomentar la cultura del diálogo, el debate, la charla y la amistad con invitados que, en algunas ocasiones, estuvieron en nuestro pueblo por circunstancias profesionales, laborales o personales; y en otras se trata de paisanos ausentes o que viven en el pueblo.
Por la tertulia «La Carrola» han pasado durante estos últimos años, entre otros invitados, el historiador e investigador José Ignacio Tellechea Idígoras, autor de numerosos libros y amigo personal del Papa Juan XXIII; Ernesto de Nova Sánchez, jefe de Urología del Hospital General de Elche y médico en Fontanarejo en los años setenta; Carlos Corella Anaya, alcalde de Fontanarejo desde el año 1991 hasta 1995, Tomás Villar, actual Vicario General de la Diócesis de Ciudad Real y sacerdote en Fontanarejo en los años setenta; Jesús Sánchez Valiente, que fuera cura en Fontanarejo entre los años 1967-1971 y actual profesor en Sevilla; Antonio Sánchez Cencerrado, que ejerció como maestro en nuestro pueblo entre los años 1964 a 1968; Ángel de la Cuesta Gómez, hijo de doña Pilar Gómez Quinzaños que fue maestra en Fontanarejo desde 1946 a 1966, José María García Muñoz, exsacerdote que fue cura párroco en nuestro pueblo en los años sesenta; los nuevos miembros de la “Asociación Amigos de las Luminarias de Fontanarejo” que se incorporaron el pasado año y el abogado Miguel Muga y su esposa que han asistido a este último encuentro.

 

 

 

 








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 190 seguidores

%d personas les gusta esto: